+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

yosoynaranjito

 

TVtuelve Naranjito, la mascota del Mundial de España de 1982, a marcar el gol en el campeonato nacional electoral de este año. La naranja, sonriente, básica e inocente sigue agarrada al balón de fútbol pero ahora se pasea por los despachos del partido de Albert Rivera, Ciudadanos, para desgracia del portavoz que quiso ridiculizarle, y le regaló el titular al político catalán 'mas deseado', tal y como titulaba la revista Tiempo, una de las cabeceras del Grupo Zeta al que pertenece este diario. Y es que, nada como morderse la lengua si no se tiene nada que decir, y menos, sino es para ganar votos porque lo contrario ya ha quedado a la vista.

Naranjito también vuelve a la actualidad flamenca, pero en esta ocasión no lleva balón y sí mucho arte. Manuel Pajares se ha alzado con el XIII Certamen de Cante por Soleares Naranjito de Triana consiguiendo al margen del montante económico, poder actuar y demostrar su talento tanto en la próxima Velá de Santa Ana, como en la XIX edición de la bienal de la capital andaluza. Premio sin duda merecido que recibe coincidiendo con la puesta en marcha de su disco Extremajondura . Un trabajo mano a mano con Joaquín Muñino que recomiendo encarecidamente. Es elegante, amplio en sus cantes, ameno, didáctico y contiene una versión del himno de Extremadura, que sin desmerecer a la que ofrecieron Celia Romero y Francis Pinto el día grande de la región, una no se cansa de escuchar por esa dosis tan bonita que ofrece de flamencura, terruño y melancolía. Una versión más de la banda sonora de nuestra tierra. Y volvemos al galardón obtenido por el de Santa Amalia que tiene doble mérito, no solo por los cantes expuestos sino porque parte de una iniciativa del Ayuntamiento de Sevilla y la Fundación Cristina Heeren. Sin duda, a las claras, todo un mérito por la dificultad a que se le presume a un cantaor en tierra extraña. Naranjito, a pesar de los años, sigue presente en nuestro día a día. Será porque anhelamos lo vivido, lo que éramos, lo que teníamos o sencillamente porque soñamos con poder marcarle dentro o fuera del mundial del día a día, 12 goles a las carencias y necesidades.