+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

FISCALÍA Y ACUSACIÓN PARTICULAR SOLICITABAN UNA CONDENA DE DOS AÑOS Y MEDIO DE CÁRCEL

Absueltos los seis docentes de Proa Cáceres acusados de desatender a un alumno

A consecuencia de una caída en el centro sufrió una fractura en el tobillo izquierdo. El juzgado estima que todos realizaron labores de inspección y supervisión

 

Un momento del juicio celebrado el pasado mes de diciembre en el Juzgado de lo Penal Número 2. - FRANCIS VILLEGAS

Sira Rumbo Ortega
02/02/2019

El Juzgado de lo Penal Número 2 absuelve a los seis docentes de Proa (una profesora y cinco cuidadores) acusados de desatender a un alumno. El estudiante, que tenía 19 años en el momento en que ocurrieron los hechos (en septiembre del 2014) y sufre una discapacidad intelectual severa, en algún momento desde que acudió al centro hasta que regresó a su casa a las 15.30 horas, sufrió una lesión que le provocó en una fractura de maléolo peroneo izquierdo.

En cambio el juzgado estima que durante las sesiones del juicio oral «no se ha practicado prueba suficiente que permita fundamentar, como hemos probados, que los acusados, personas encargadas de la guarda y cuidado del incapaz durante el tiempo en que ejercían sus respectivas tareas, se abstuvieran de realizar ninguna labor de inspección y supervisión del estado de salud ni de avisar a los servicios médicos oportunos para que le prestasen a este la pertinente asistencia médica produciendo en el mismo una situación de completo desamparo», dice el fallo.

Estaban acusadas la profesora que impartió ese día al alumno una de las clases, donde se cayó de la silla. Sin embargo no ha quedado acreditado que esa caída fuera la que le provocó la lesión en el tobillo izquierdo. También las dos cuidadoras que se encargaron de levantarle del suelo cuando se cayó, otros dos cuidadores que le cambiaron el pañal después de la hora de la comida y una última, que se encargó de llevar caminando al alumno desde el centro hasta el autobús que lo trasladaría a su casa. Fiscalía y acusación particular solicitaban una condena de dos años y medio de prisión.

En el juicio los seis declararon que no notaron nada extraño ni ningún gesto de dolor en el alumno que les hiciera pensar que había sufrido una lesión. La profesora indicó además que era común que se cayera de la silla porque solía deslizarse en ella hasta el suelo.

en el autobús / Solo la cuidadora que se encargó de llevarlo caminando hasta el autobús dijo que necesitó la ayuda de otros dos compañeros porque se negaba a levantarse de la silla de ruedas; pero tampoco notó gesto de dolor. Todos hicieron hincapié además en que se trata de un alumno que, debido a su discapacidad, nunca se le dejaba solo.

La madre del alumno declaró como testigo. Dijo que aquel día el autobús que hacía la ruta para trasladar a los niños hasta sus casas llegó 45 minutos tarde. Según ella fue porque tardaron en subir a su hijo porque no podía caminar. Declaró que, nada más verlo, observó «su cara de dolor» y que, cuando intentaron bajarlo, no movía la pierna izquierda. Al quitarle la zapatilla tenía el tobillo hinchado y morado. En el hospital le diagnosticaron la lesión, pero no se ha acreditado que se la produjera en el centro.

 
 
3 Comentarios
03

Por juan,m 19:45 - 02.02.2019

Espero que el coste del juicio lo paguen los padres … una cosa es denunciar, ok, otra cosa es pedir penas de cárcel por algo así … ójala les claven una buena en la facturita del juicio, las costas deben pagarlas ellos, esos padres. Un centro que lleva décadas y de un diez en profesionalidad, vienen unos a empañarlo y de esta manera … espero que sean las costas del juicio de la proporción a las penas que han pedido.

02

Por corrupción en la administración 18:36 - 02.02.2019

Esos padres no se deberían ir de rositas después del daño que han causado a los trabajadores de PROA.

01

Por gronwcho 12:25 - 02.02.2019

Me alegro muchísimo por los 6 y por todo PROA. Se les ha hecho mucho daño durante todos estos años por una farsa. Una farsa que se inventó la acusación y que este periódico dio por hechos probados sin haber consultado a la otra parte. Ese niño jamás fue desatendido y probablemente ni siquiera se lesionó en el centro. Espero que no vuelva a suceder nunca más porque la labor de este colegio y otros es imprescindible para aquellos que más lo necesitan.