+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ES UN RELATO CORTO Y SE PUEDE ENCONTRAR EN INTERNET A TRAVES DE AMAZON

"Afronto los problemas de forma literaria"

'Cazadores de virus' supone el debut literario de Paco Barrero, trabajador del sector de las termosolares y escritor autodidacta que persigue "remover conciencias" a través de sus textos

 

ROCIO CANTERO
16/01/2013

Dos protagonistas unidos por su adicción, un oscuro negocio y un viaje a Africa son los ingredientes del libro Cazadores de virus , el relato con el que el cacereño Paco Barrero debuta en el mundo literario con un trabajo descarado y surrealista en el que indaga en los más recónditos rincones del ser humano. "Trato de afrontar de una manera literaria los problemas que hay en el mundo y los intereses creados. Cuestiono la preocupación que no existe por todo lo que sucede en Africa", señala el autor sobre este trabajo.

De formación autodidacta "a base de mucha lectura" --se confiesa admirador de clásicos de la literatura universal como James Joyce o española, como el texto de La Celestina, y otros modernos como Martín Santos-- Barrero reconoce que, aunque se trata de una afición, la escritura es el motor que mueve su mundo y la forma que tiene de expresar todo lo que no le gusta de él.

Trabaja ocasionalmente en el sector de las termosolares --fundamentalmente en los meses de primavera y verano--, y la escritura ocupa la totalidad de su tiempo libre. De hecho, escribe desde que tenía 11 años y ya pasa la cincuentena, pero nunca hasta ahora había visto su nombre impreso en la carátula de una publicación. Lo ha logrado tras tocar a la puerta de una editorial (United P.C.), con sede en Austria, a la que llegó rastreando el espacio web tras recorrer durante cuatro años todas las editoriales españolas. "Seguiría escribiendo me publicaran o no y de hecho lo seguiré haciendo", afirma.

Un mundo complejo

Paulino Parguela y Fernando Carvajal son dos profesionales sanitarios envueltos en un mundo complejo; presentados como dos yonquis atípicos que coinciden en un narcobloque cacereño. "El relato es pura ficción, pero se ambienta en lugares que existen, como el narcobloque que aparece, que estaba en Aldea Moret y al que yo acudí alguna vez cuando tuve relación con las drogas", reconoce sobre el trasfondo de este trabajo. Los dos personajes emprenden un viaje a Guinea continental en busca de sangre para llevar a cabo una serie de trabajos a cargo de una multinacional farmacéutica. Ahí arranca la historia de este relato de 50 páginas que puede encontrar en la web de Amazon y en la que Paco Barrero busca "remover las conciencias de la gente; que alguien pueda llegar a plantearse quién está detrás de determinadas situaciones y quiénes se benefician de ellas", reflexiona. Por eso ya se marca un nuevo reto, una novela que se adentrará en los entresijos de la industria del tabaco.