+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

anoche mantuvo un encuentro con una veintena de personas “de distintos ámbitos”

Alcántara tantea la creación de una plataforma o partido político cacereño

La suya no es la única iniciativa. También está la plataforma ciudadana Cacereños por Cáceres

 

Lo anunció hace diez días y anoche dio los primeros pasos en una reunión en la sede de su empresa en Cáceres con una veintena de personas «de perfil muy diferente, tanto por ámbitos profesionales como por edades, algunos sí vinculados con la política y otros no», comentó ayer por la tarde Francisco Alcántara. No dio nombres y explicó que el encuentro de ayer «forma parte de esa etapa en la que estoy valorando seriamente la posible constitución de un partido de ámbito local y provincial como existe en otras provincias».

Limitó el objeto de la reunión a «un intercambio de opiniones» al que seguirán otros encuentros «con agentes sociales, tengo previsto reunirme con la agrupación de asociaciones de vecinos, con los empresarios..., quiero seguir por ahí».

El de Alcántara no es el único movimiento de una plataforma o grupo cacereño. Hay otro que se ha creado en las últimas semanas. Es la plataforma Cacereños por Cáceres, que se presentará ante los medios de información en unos días, según comentó anoche su responsable de Comunicación, Alberto Gordo. Nace como una necesidad porque los partidos políticos de ámbito nacional «se olvidan de Cáceres» tras la celebración de las elecciones, añadió Gordo, que detalló que ya se está trabajando en los estatutos de la plataforma.

La salida de Cs de Alcántara y de la concejala Mar Díaz hace diez días ha incrementado hasta tres los ediles no adscritos del ayuntamiento. Los tres tienen derecho a estar en todas las comisiones informativas del consistorio, lo que obliga a cambiar su composición. La alternativa que ha puesto sobre la mesa la secretería general del ayuntamiento es la de comisiones de 15 concejales si los no adscritos quieren ejercer su derecho a estar en todas comisiones.

El alcalde, Luis Salaya, explicó ayer que el gobierno local está buscando un consenso con el resto de grupos y los ediles no adscritos para que las comisiones no superen los nueve miembros actuales, incluso bajar a ocho. La propuesta pasaría por que Cs renuncie a uno de sus miembros, al reducirse su representación en el pleno, y que los no adscritos se alternen en estos órganos. Si no hay consenso, las comisiones podrían tener hasta 17 ediles (6 PSOE, 4 PP, 2 Cs, 2 UP y los tres no adscritos). Si al final se tiene que recurrir a ampliar la composición, el alcalde comentó que hay alternativas como reducir el número de comisiones o ampliar su periodicidad para que no se incremente el coste que supone su celebración por las aportaciones económicas que perciben los ediles, salvo los liberados, por su participación.