+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

son tres, ubicados en la roche sur yon

El ayuntamiento intenta recuperar los olmos del barrio del Espíritu Santo

Están afectados por un hongo que hace que sus hojas se marchiten y mueran. Ha realizado una poda «drástica» para lograr salvarlos de la enfermedad que tienen

 

Los tres olmos de la barriada del Espíritu Santo que se están muriendo por la invasión de un hongo. - FRANCIS VILLEGAS

Sira Rumbo Ortega
06/07/2019

El ayuntamiento intenta recuperar los olmos centenarios del Espíritu Santo. Tal y como publicara este diario, los vecinos del barrio denunciaron que los árboles se estaban muriendo, con sus hojas completamente secas. Hay tres afectados. El problema es que se han contagiado de grafiosis, una enfermedad causada por un tipo de hongo que tapona los vasos conductores de la savia, provocando así la muerte del árbol.

Normalmente los síntomas aparecen a finales de la primavera o a principios de verano, cuando las hojas comienzan a cobrar un aspecto marchito y tornan en colores rojizos. Eso es precisamente lo que le ocurrió a estos tres olmos de esta barriada cacereña. Cuando los vecinos se percataron de que algo les estaba ocurriendo fue en el mes de junio, porque sus hojas tenían un color rosáceo. Ya no eran verdes. El problema es que se trata de una enfermedad muy contagiosa por lo que el hongo ha saltado de un árbol a otro afectando finalmente a los tres que se encuentran en la calle La Roche Sur Yon, frente a la iglesia del barrio. Afortunadamente solo afecta a esta especie arbórea, por lo que no puede invadir otros árboles de la zona.

El ayuntamiento ha llevado a cabo ahora una «poda drástica» de todas sus ramas para intentar recuperarlos, aunque reconocen que la situación en la que se encuentran es bastante complicada. Se descartó, no obstante, que la falta de mantenimiento haya sido la que haya provocado el contagio de este tipo de hongo. Aún así los vecinos no entienden cómo se ha tardado tanto tiempo en intentar solucionar el asunto.

TALA DE ÁRBOLES / La decisión de podar la toma el actual equipo de gobierno que, tal y como publicó ayer este diario, quiere crear una ordenanza del árbol para proteger las zonas verdes de la ciudad. Así, a través de la concejalía de Medioambiente, que dirigirá el alcalde, Luis Salaya, se pondrá en marcha una normativa que regule todo lo relacionado con parques y jardines. Entre otras cosas regulará precisamente las razones por las que se puede talar un árbol. Una de las causas será por enfermedad, aunque primero habrá que agotar todas las posibilidades.

Esta decisión de adopta después de las protestas que se han llevado a cabo en la ciudad debido a la cantidad de árboles que se han talado para rehabilitar algunas zonas de Cáceres, como son la peatonalización de San Pedro de Alcántara o la reforma de la avenida Virgen de Guadalupe, que aún se está ejecutando.

Por otro lado esta ordenanza pretende regular qué especies de árboles podrán plantarse en cada zona de la ciudad, para evitar la utilización de plantas que generan problemas en el solado porque las raíces levantan las aceras; o que provocan fuertes episodios de alergia, como pueden ser los plataneros. En las nuevas urbanizaciones se evitarán y, en las que ya existen, se cambiarán una vez que se acabe su vida útil.