+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

la asociación de hostelería zona pizarro monumental suscribe el código ético elaborado por cetex

Los bares de Pizarro de Cáceres pondrán freno al ruido vetando sacar las copas a la calle

Los vecinos no creen que sea algo «extraordinario» porque lo que hay que hacer es cumplir con la ley. Cumplirán las limitaciones acústicas y el horario de cierre y colaborarán incluso en tareas de limpieza

 

Hosteleros de la calle Pizarro rubricando el decálogo. - CEDIDA A EL PERIÓDICO

Imagen captada ayer en la calle Pizarro, que acaba de sumarse al código ético elaborado por la Confederación de Empresarios de Turismo. - FRANCIS VILLEGAS

Un compromiso por escrito avala que los bares de la calle Pizarro están dispuestos a poner freno al ruido. La Asociación de Hostelería Zona Pizarro Monumental, que preside Agustín Nieto, acaba de firmar el código ético elaborado por la Confederación de Empresarios de Turismo de Extremadura (Cetex) en el que se compromete a reducir el ruido que genera su actividad, a través de medidas como cerrar a la hora que indica la ley y de otras prácticas como impedir que se saquen las copas a la calle, concienciar a los clientes del problema que genera el ruido en la calle o tirar la basura de forma rápida y silenciosa.

Se trata de unas medidas a las que se están sumando diferentes empresas relacionadas con el turismo de ocio nocturno. «El sector genera un gran número de empleo en nuestra región y queremos demostrar nuestro afán de colaborar con los vecinos», dijo ayer Nieto. «Lo hacemos en aras del interés general y como medio para conciliar los distintos intereses de empresariado y ciudadanos residentes», añadió.

El código contempla, en primera instancia, el cumplimiento de la legislación vigente, con especial atención a las limitaciones acústicas y el horario de cierre. A estos efectos, se sustituirán los limitadores de potencia y sonómetros obligatorios en los equipos de música y megafonía, que resulten obsoletos o deficientes, por otros de nueva generación.

Además, se colaborará con los servicios de limpieza de apoyo para el aseo de portales y locales anexos a los locales comerciales y, muy especialmente, se observará la normativa sobre el aseo del espacio público destinado a la instalación de veladores.

En la medida de lo posible se llevará a cabo el almacenamiento de sólidos dentro del propio local, adecuando su extracción y depósito dentro de los pertinentes contenedores en horario que menos perturbe el descanso de los residentes y haciéndolo de modo rápido y lo más silencioso posible. El código insiste en que «bajo ningún concepto se depositarán residuos en la vía pública, siempre que existan físicamente contenedores en la vía pública para su depósito».

No obstante, para que esta corrección resulte verdaderamente eficiente en las zonas afectadas por contaminación acústica, el código considera que se hace necesaria la participación activa del ayuntamiento, para que flexibilice y establezca en estas zonas sensibles los sistemas y horarios de limpieza y de recogida de residuos, teniendo como objetivo no sólo el cumplimiento de su servicio sino también el descanso de los residentes.

Los hosteleros realizarán, igualmente, un esfuerzo en concienciar a los clientes del problema que genera el ruido en la vía urbana. A tal efecto, atenderán al Derecho de Admisión en los casos más graves e incluso acudirán a la autoridad competente con el fin de proteger el orden público. El personal de seguridad de cada local será partícipe de tal recomendación.

Asimismo, no se facilitará, «bajo ningún concepto, la consumición de bebidas fuera de establecimiento. Queda prohibido el trasvase de bebidas a recipientes de plástico». Para quien fuera de aplicación, se respetará en todo momento el horario y número de veladores autorizados por licencia, así como el de sillas y el espacio público delimitado a tal efecto, procurando, de modo muy especial, que su instalación no suponga una barrera inaccesible a las personas con movilidad reducida.

Además, formarán a sus empleados en materia de protección ambiental y en la recogida de veladores y residuos de forma silenciosa. «Seremos nuestros propios observadores para el cumplimiento de este código ético, contando con el apoyo de la de Confederación Empresarial de Turismos de Extremadura», insiste el decálogo.

Igualmente, aseguran que se distinguirán públicamente con cartelería o similar que mostrarán en lugar visible en el exterior de los negocios, para reconocimiento público, de la autoridad y de la ciudadanía en general, la cual también podrá servir de observadora en el cumplimiento de los puntos comprometidos.

Nieto recalca que todos los acuerdos expuestos son solo y exclusivamente de los empresarios pertenecientes al grupo de ocio nocturno, asociado a la Confederación Empresarial de Turismo de Extremadura (Cetex), «que es la única interlocutora válida para mediar en todo y con todas las partes interesadas».

Por su parte, Pepa Bargón, presidenta de la Asociación de Vecinos Pizarro Monumental, considera una «buena declaración de intenciones» la de los hosteleros, aunque con reservas. Explica que con estas medidas, los responsables de los bares «no están haciendo nada extraordinario salvo cumplir la ley, una obligación de todos los ciudadanos». Bargón lamenta que especialmente con la llegada del buen tiempo son continuas las quejas por ruido.

   
1 Comentario
01

Por Pericon 9:05 - 12.01.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Eso habrá que verlo. Hasta la policía pasa por allí apatrullando la ciudá, y no hace nada.