+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ESTE JUEVES A LAS 20.00 HORAS EN EL INSTITUTO DE LENGUAS MODERNAS

Basilio Sánchez presenta su libro 'La creación del sentido'

Se trata de un conjunto de textos breves autobiográficos escritos en género narrativo

 

El autor, Basilio Sánchez, durante un acto en una foto de archivo. - Foto:CEDIDA

El poeta cacereño Basilio Sánchez presentará este jueves su nueva obra. Se trata de 'La creación del sentido', "un conjunto de textos de diferente tipo --relatos, pequeños ensayos, aforismos, poemas en prosa-- que intentan explicar por qué uno empieza a escribir poesía, cuando nadie ni él mismo se lo espera, y por qué lo hace de la manera que lo hace. Versa sobre esa forma que tiene cada poeta de relacionarse con las palabras y, a través de ellas, con el mundo", explicó ayer el propio autor a este diario.

Así, dos años después de su último poemario, 'Cristalizaciones' --publicado en 2013--, el autor presentará su nuevo libro en el Instituto de Lenguas Modernas a las 20.00 horas, en un acto que contará con la presencia de Felicidad Rodríguez, Miguel Angel Lama y Manuel Borrás. Escrito acorde con el género narrativo --estilo en el que ya se sumergió Sánchez en 2007 con la publicación de 'El cuenco de la mano'--, 'La creación del sentido' es un texto "que tiene que ver mucho con la memoria y es un poco autobiográfico".

Son 235 páginas, cofinanciadas por la diputación y la editorial Pre-Textos, que el autor ha tardado prácticamente 12 años en escribir. "Son pequeños textos que han ido surgiendo de tarde en tarde, a veces de manera casual. Los iba escribiendo y guardando hasta que surgió la posibilidad de publicarlos".

Basilio Sánchez es licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Extremadura (Uex) y posteriormente se especializó en Medicina Intensiva, actividad que ejerce actualmente en su ciudad natal. Su pasión por escribir y por la poesía le llegó "tarde y de manera casual", cumplidos los 24 años. Desde entonces, no lo ha dejado. "Uno no sabe muy bien por qué lo hace pero tampoco encuentra razones para dejarlo".