+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

PARA EL TRASVASE DEL ALMONTE TRAS TRES AÑOS EN ACTIVO. EL GUADILOBA RECIBE 4 MILLONES DE METROS CÚBICOS EN UNA SEMANA

Cáceres deja de beber del embalse de Alcántara tras recibir agua el Guadiloba

Ha sido el periodo más largo de funcionamiento sin parar las bombas que traen el agua de Alcántara. El Guadiloba ha pasado en una semana del 34 al 53% de capacidad. Alcántara sube casi 6 metros

 

El Guadiloba, el embalse de Cáceres, en una fotografía tomada ayer. - FRANCIS VILLEGAS

Canal de Isabel II interrumpió el pasado lunes el trasvase de agua del embalse de Alcántará al del Guadiloba. Ha sido el periodo más prolongado de funcionamiento de las bombas desde que en febrero de 2015 se volvió a activar la traída de agua desde Alcántara, embalse del que se ha abastecido la ciudad en este tiempo. «El trasvase se interrumpió ayer --por el lunes-- para revisar los equipos» del bombeo, apuntó José Luis Castaño, gerente de Canal de Isabel II en Cáceres. Esta empresa de la comunidad autónoma de Madrid es la que se encarga de la gestión del abastecimiento y la depuración del agua desde abril de 2015 con un contrato por un periodo de 24 años.

La toma del trasvase se encuentra en el valle del Almonte, pero hay agua en el punto donde están las bombas gracias a que la cola del embalse de Alcántara inunda el valle del río. Aunque el trasvase se construyó en el año 1992 como una solución provisional, veinticinco años después sigue siendo la principal fuente de suministro de agua de la ciudad.

Si se ha podido interrumpir el trasvase ha sido gracias a las aportaciones recibidas en la última semana en el pantano del Guadiloba. «Entre el 28 de febrero y el 6 de marzo se ha pasado de una reserva de siete hectómetros cúbico a once», añadió Castaño. Esta incremento ha supuesto que el embalse cacereño haya pasado en siete días de estar al 34% de su capacidad hace solo una semana a encontrarse ayer a casi al 54%, «es la misma capacidad que tenía hace ahora un año», comentó ayer el gerente. En los últimos siete días han entrado cuatro millones de metros cúbicos. Los once hectómetros cúbicos es una cantidad que está por encima del consumo anual, que es unos 10 hectómetros.

RECOGIDA DE AGUA / Ayer se seguía recogiendo agua en el Guadiloba. Uno de los días con más aportaciones fue el pasado 4 de marzo, «cuando por la mañana entró en una hora la misma cantidad de agua que se consume en la ciudad durante diez días», añadió José Luis Castaño.

No obstante, la interrupción del trasvase es temporal, ya que si no sigue lloviendo tendrá que volver a ponerse en funcionamiento para garantizar que el Guadiloba mantiene un nivel aceptable para abastecer a la ciudad y a los municipios de Sierra de Fuentes y Malpartida.

Está prevista la mejora de este trasvase. Inicialmente se había descartado esta posibilidad ya que se esperaba la entrada en funcionamiento del trasvase de agua desde Portaje. Pero debido a que aún no está ejecutado el cruce de las tuberías por los ríos Tajo y Almonte, Canal de Isabel II modificó las mejoras que ofrecía al ayuntamiento dentro del contrato para incorporar una inversión de 632.000 euros para la renovación del bombeo de la toma del Almonte al Guadiloba.

La junta local de gobierno acordó, en su sesión del pasado 2 de febrero, dar su aprobación al proyecto presentado por Canal de Isabel II. Ahora se tendrá que sacar a concurso su ejecución.

Pese a que el Guadiloba ha empezado a recibir agua desde hace una semana, el periodo actual es uno de los más prolongados sin desembalses, han pasado cuatro años desde el último. El anterior periodo, entre 2007 y 2010, no llegó a tres años completos.

No solo se ha incrementado el Guadiloba, cuya cota ha subido casi tres metros, sino también Alcántara. Hace una semana se encontraba en la cota 195,94 metros sobre el nivel del mar, solo dos por encima del nivel donde se entra en una situación de prealerta de sequía. Con las lluvias caídas en los últimos días se ha subido hasta la 201 y el pantano se encuentra casi al 60% de su capacidad.