+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Cáceres noche

Cáceres y el drama de los servicios sociales

 

Caja Extremadura ya es un banco. - EL PERIÓDICO

Romería de los Santos Mártires. - EL PERIÓDICO

Más fotos

CácerEs Noche: Servicios sociales.

Ver galería completa

CácerEs Noche: Servicios sociales.

Ver galería completa

CácerEs Noche: Servicios sociales.

Ver galería completa

Este año la congregación religiosa de las Hermanitas de los Pobres, nacida en Francia, cumplirá 141 años asentada en la ciudad. El primer asilo de las monjas tuvo su sede en el número 23 de la calle Caleros, ocupado por las seis hermanas fundadoras en 1879. En 1882 se colocó la primera piedra de un nuevo edificio en Cánovas cuya construcción se alargó hasta 1912 por falta de medios.

Ese primer edificio al que todo Cáceres conocía como ‘Mi casa’ fue demolido en 1981 para levantar el actual, diseño del arquitecto Tomás Civantos. Para su construcción, cuyo coste rondó los 700 millones de pesetas, fue necesaria la venta de solares que se encontraban en la misma parcela y la ayuda económica del Ministerio de Sanidad y Seguridad Social gracias a la intermediación de Faustino Muñoz, diputado cacereño en el Congreso, con el ministro Juan Rovira Tarazona. El inmueble es propiedad de las monjas.

La primera piedra del centro actual se colocó el 30 de abril de 1982 y en su construcción se emplearon cerca de dos años. Durante aquel tiempo, los ancianos tuvieron que ser repartidos por las casas de la congregación en Madrid, Valladolid, Bilbao o Salamanca. Los trabajos sirvieron para levantar unas instalaciones adaptadas a las necesidades de un servicio que alterna en la actualidad la atención permanente con la de un centro de día.

Las Hermanitas de los Pobres son toda un institución en Cáceres, tanto es así que en abril de 1980 recibieron la Medalla de Oro de la Ciudad. La vida del Paseo de Cánovas, inaugurado en el año 1895, está desde entonces intrínsecamente ligada a la de las monjas, que a lo largo de estos años han realizado en la capital una labor social impagable. En ese paseo también estaba el Hospital Provincial, el Parador del Carmen, el Cine Coliseum y la Caja de Ahorros de Extremadura.

Al crearse las diputaciones provinciales, se convirtieron en las responsables de las políticas de salud y beneficencia que había desarrollado mayoritariamente la Iglesia. En 1841 se abrió el primer hospital de manos de la diputación cacereña en el antiguo convento de San Francisco. Se denominó Hospital General Civil. Desde mediados del siglo XIX se proyectó la creación de otro edificio más eficiente que cubriera las necesidades sanitarias de los vecinos de la provincia, pero su coste lo hacía inviable, hasta que por fin en 1884 comenzaron las obras de un complejo majestuoso para la época, cuya construcción costó a la institución provincial 71.876 pesetas. En 1990 se abrió como Hospital Provincial Virgen de la Montaña. Hoy está cerrado y, por cierto, lleno de basura.

El Parador del Carmen fue durante muchos años parada y fonda de Cáceres. Parada porque hasta él llegaban bestias de carga y autobuses; fonda porque en él se hospedaban viajeros de ida y vuelta en una ciudad que precisamente empezaba y acababa en ese parador, situado a los pies de la Cruz de los Caídos, donde hoy se levanta el Edificio El Carmen. El parador era todo un centro logístico, situado al lado del Bar Aviación, que lo llevaba Anacleto, aunque en Cáceres todos lo conocían por Necle , muy buena persona, un tío serio. Enfrente, Juanito, El Chochero, con su carrillo, o Zacarías el maletero.

Y luego estaba la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Extremadura, comercialmente conocida como Caja de Extremadura; fue una caja de ahorros extremeña y la entidad financiera más importante de la comunidad autónoma de Extremadura. Su obra social dignificó a esta tierra. Ahora es un banco.

Cáceres tuvo un obispo llamado Llopis Ivorra, que promovió el edificio Coliseum, un coloso con viviendas, párking y cine, en pleno Cánovas, que causó sensación. En el cine vendían riquísimos chupa chups de fresa, con azúcar picapica que rodeaba el caramelo y un envoltorio transparente en el que aparecía dibujada la cara de un conejo. Ahora será un gimnasio low cost.

El arzobispo

Y hablando de obispos, se nos va Francisco Cerro. Durante su apostolado, Cáritas, solo en 2018, prestó ayuda a 987 personas, muchas de ellas inmigrantes, desempleadas, cada vez más jóvenes, de 18 a 24 años y con menos número de integrantes en el círculo familiar. El 80% de las ayudas se destinan a cubrir necesidades básicas y el resto se han invertido en mantener la vivienda y garantizar el acceso a la educación. Por su parte, el Centro Vida de Cáceres atendió en ese mismo periodo a 256 personas. El espacio de acogida alcanzó un 93% de ocupación durante 2018 y la media de permanencia es de 21 días.

Cerro ha sido designado por la Santa Sede arzobispo de Toledo, uno de los cargos de mayor influencia en la curia española. Solo otro obispo diocesano, Pedro Segura y Sáez, por cierto fundador de este periódico, ostentó el cargo de cardenal primado de Toledo en 1927. Suena chocante, en cualquier caso, que el ayuntamiento no haya emitido una nota siquiera de reconocimiento hacia una de las personalidades más relevantes de nuestra capital o que, por ejemplo, no se haya presentado de manera oficial, algo que sucede por primera vez en la historia, la fiesta de los Santos Mártires, una tradición festivoreligiosa que tiene lugar mañana en el Paseo Alto.

Son tiempos convulsos, donde todas las sensibilidades deben tener su hueco, pero por eso mismo no estaría de más destacar el papel que mucha gente de la Iglesia ha realizado en Cáceres en pro de los demás. Las Hermanitas se van, en su lugar llegará una empresa privada y eso es un drama para los servicios sociales.

 
 
2 Comentarios
02

Por Marcelo1980 15:39 - 18.01.2020

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Si esos 13.000 millones , cantidad que pongo en duda, los gestionaran políticos,ni los 3.000 llegarían a la gente. Parece mentira que aún no sepamos la catadura moral de las jaurias.

01

Por EL PASEANTE 11:44 - 18.01.2020

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Bueno, nunca está de más agradecer la obra social que ha realizado la iglesia. Pero tampoco está de más recordar el chorreo de dinero que recibe por parte de nuestros impuestos, donde el acuerdo con el estado hace que reciban más de 13.000 millones ... si ese dinero se destinara igualmente a obras sociales, quizás y digo quizás, estarían mejor invertidos por el estado que no por la iglesia, que como todos ustedes saben destina más a cadenas como 13TV que a Cáritas, que realizan una gran labor social. Pero claro, a dios rogando y con el mazo dando, no ??