+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA ALCALDESA ASEGURA QUE EL 25% DEL TURISMO QUE LLEGA A LA CIUDAD LO HACE MOVIDO POR LA GASTRONOMÍA LOCAL

Cáceres explota su filón gastronómico como atractivo para atraer turistas

Nevado quiere que el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad edite una guía conjunta. El ayuntamiento edita una guía con restaurantes, recetas y dónde comprar los productos de la tierra

 

Terrazas de diferentes restaurantes de la la Plaza Mayor cacereña llenas de turistas y locales. - FRANCIS VILLEGAS

CARMEN HERNÁNDEZ MANCHA
10/07/2018

Cáceres, una experiencia monumental’, así se llama la guía que ha lanzado el ayuntamiento de la ciudad para promocionar la riqueza gastronómica cacereña. La alcaldesa de Cáceres, Elena Nevado, junto al concejal de Turismo, Comercio y Empresa, Raúl Rodríguez, la presentaron ayer en rueda de prensa.

La edición de la guía, que ha costado 6.000 euros de fondos propios, tiene formato de bolsillo y cuarenta y cuatro páginas. Según Elena Nevado, supone una «nueva oferta turística, en este caso gastronómica, que es sin duda uno de los pilares del turismo», ha explicado, un atractivo para los visitantes donde puedan encontrar «qué, dónde y cómo se pueden sentar en una mesa y cuándo, dentro de la múltiple y variopinta oferta de calidad que ofrece nuestra hostelería».

El ayuntamiento ha editado 12.500 ejemplares de esta guía, que se repartirán en los centros de información turística y que también se promocionarán en las ferias del sector, tanto nacionales como internacionales, a las que acuda la ciudad.

TURISMO GASTRONÓMICO// Elena Nevado ha incidido en la importancia del turismo gastronómico para Cáceres, ya que afirma que «el 25 por ciento de los turistas que llegan a la ciudad lo hacen atraídos por nuestra cocina». En este sentido, hay una fecha que marcó un antes y un después para el sector, el año 2015, en el que Cáceres fue declarada capital española de la gastronomía. Este hecho supuso «un impulso, un estímulo y también una puesta al día importantísima para muchos establecimientos hosteleros de la ciudad a los que desde el ayuntamiento hoy queremos felicitar», ha incidido Nevado.

Cáceres apuesta así por un «turismo de calidad», en palabras de la alcaldesa, que necesita «de complementos y alicientes para que el visitante se fascine y además de envidiar la oferta patrimonial, pueda hablar de nuestra gastronomía».

La guía, que cuenta con numerosas fotografías a color, está dividida en diferentes secciones. En la primera de ellas, se hace un repaso a los eventos y ferias gastronómicas de la ciudad, como la feria solidaria del dulce conventual en Navidad, Extregusta o la Ruta de la tapa sin gluten, organizada por la Asociación de Celiacos de Extremadura, en colaboración con el ayuntamiento cacereño.

En ‘Tradiciones con gusto’, la guía hace un repaso por los principales productos extremeños, con un recorrido por las denominaciones de origen protegidas, como los quesos de los Ibores, la torta del Casar, el aceite Gata-Hurdes, el pimentón de la Vera o la cereza del Jerte. La guía incluye una fotografía ilustrativa y un texto, donde se hace un breve resumen de cada una de ellas y que se completa con las direcciones web de cada una de las denominaciones. Este mismo formato se emplea también para las indicaciones geográficas protegidas de cordero y ternera de Extremadura.

En ‘Capital gastronómica’ se explica el origen de la cocina cacereña, mezcla de las tradiciones romana, árabes y judías, sumada a la cristiana, así como la influencia de la gastronomía portuguesa y la conventual. Además, se ‘reta’ a los turistas a probar platos menos comunes pero que forman parte de la tradición cacereña, como las ancas de rana, la prueba de cerdo o la moraga.

Uno de los aspectos más curiosos de la guía es que aporta recetas de conocidos restaurantes y cocineros cacereños que han querido aportar sus rasgos personales a la guía, tras el ofrecimiento que, según la alcadesa, se hizo a «todos» los restauradores de la ciudad. Así, Atrio, con dos estrellas Michelin, aporta una receta con torta del Casar donde se explica cómo elaborarla y cómo emplatar para sacar el mejor resultado. Pero también hacen sus aportaciones otros cocineros destacados, como Javier Martín, una sopa de tomate del recetario de Eustaquio Blanco y restaurantes de renombre en la ciudad.

En un «guiño al comercio», como lo ha definido Elena Nevado, se incluye una guía de dónde comprar los productos más destacados de la gastronomía local. Desde vinos, con un repaso a varias vinacotecas de la ciudad, la cerveza artesana, los dulces conventuales y los conventos de clausura que los venden, al resto de elementos básicos de la cocina cacereña.

CIUDADES PATRIMONIO// Según ha explicado la alcaldesa, las quince ciudades Patrimonio de la Humanidad de España ya preparan guías gastronómicas similares a la cacereña. Cada ciudad editará su propia guía. Sin embargo, el Ayuntamiento de Cáceres quiere ir más allá y quiere proponer «a la Comisión de Patrimonio, que es donde se debaten estos asuntos, poder editar una guía de las quince ciudades y ese es el mejor ejemplo de cómo trabajar juntos», ha explicado la alcaldesa.

Por último, Elena Nevado ha aclarado que la guía cacereña no recomienda ningún restaurante en particular, sino que «ponemos ejemplos de los distintos establecimientos donde se pueden degustar los mejores productos» y que han querido incorporarse a esta guía, aunque ha insistido en que el ofrecimiento se le ha hecho a «todos».

   
7 Comentarios
07

Por Madricacereño 15:11 - 10.07.2018

Totalmente de acuerdo con los 3 primeros comentarios. Esta guía es un engañaturistas por la financiación de la misma. Que la guía la haga un crítico que no conozca la ciudad y veréis cómo realmente son 4 los hosteleros que se preocupan de tener una carta de calidad e incluso moderna de lo que es un tapeo en Cáceres. Lo de los vinos es de órdago, va también por los bodegueros. Cuando llevo a gente foránea a la región el comentario es únisono: así no se pueden promocionar los vinos regionales, queremos ganar dinero a costa de los propios extremeños en vez de salir fuera y pelear con el resto de regiones vinícolas.

06

Por Rebequina 14:58 - 10.07.2018

Lamento discrepar con la alcaldesa Nevado. Caceres no tiene una buena oferta gastronómica general.

05

Por pabernosmatao 13:14 - 10.07.2018

Abundando en el primer comentario debian haber publicado una guia de las mentiras del tren anteriores y las que nos esperan tras el redireccionamiento de inversiones a levante. Ya esta bien lo del tren

04

Por A cada uno lo suyo. 10:17 - 10.07.2018

Estoy con el comentario 2 y 3... es lamentable sentarse en muchos “negocios” de la plaza y aledaños y que te “tiren” literalmente la consumición y te pongan un triste cuenco de patatas, cortezas o frutos secos. Eso si, luego te cobran a precio de oro como si fueran auténticos Gourmet de la cocina. RECICLAROS, que os hace mucha falta.

03

Por Katovi 9:22 - 10.07.2018

Y por favor, a los hosteleros, es muy rastrero poner de tapa un cuenco con frutos secos y más a las horas del aperitivo, dice mucho de las ganas de trabajarse a la clientela del hostelero

02

Por Katovi 9:20 - 10.07.2018

No puede ser que un vino regional "corriente" me cueste lo mismo que un vino del Duero o Rioja "corrientes" en los bares de Cáceres. No hacemos patria así. Voy a esas zonas vinícolas nombradas y me regalan prácticamente la copa de vino de la zona sin pedir vinos de renombre

01

Por PePe. 7:02 - 10.07.2018

Hacer una guía catovina a costa del presupuesto puede estar bien para activar a las empresas del papel, pero muy mal para los pagadores de impuestos. Recordar que esos tipos de panfletos informativos, con distribución localina se autofinanzas por sus anunciantes en todos los lugares turísticos del planeta. Vemos que la excepción es un gobierno manirroto, muy popular con los dineros de impuestos que se agarra a cualquier dispendio para autobombo y salir como noticia. Propio de un gobierno en despedida por sus medidas contra los vecinos. Mejor hubieran gastado ese dinero en una guía de esos más de 800 kilómetros suprimidos del Catálogo, regalados a particulares por su desprecio al patrimonio público y a los vecinos. Al menos para saber por donde no podrán caminar .