+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CON SISTEMAS QUE NO DEJAN RASTRO EN LAS PUERTAS

Los cerrajeros solicitan un mayor control a Interior por el auge de los nuevos robos

Alertan de que las técnicas las aprenden de los contenidos que circulan en internet. Con el método 'bumping' se podrían abrir el 90% de las puertas de la ciudad

 

Una fotografía de archivo de un cerrajero en su tienda. - Foto:FRANCIS VILLEGAS

Sira Rumbo Ortega
07/04/2016

Internet es el mayor aliado de los ladrones. Con la búsqueda de '¿cómo abrir una cerradura?' se obtienen 54.000 resultados diferentes, la mayoría de ellos vídeos ilustrativos que muestran paso a paso las técnicas. En estos momentos los cacos aprenden los nuevos sistemas de forma on line, donde también compran las herramientas necesarias para llevarlas a cabo, material que se vende en el mercado ilegal ya que oficialmente a él solo tienen acceso los profesionales.

Entre las nuevas técnicas se encuentran la del método 'bumping', para el que se utiliza una llave maestra. Un sistema que ya ha llegado a la ciudad de la mano de varias mujeres de nacionalidad rumana, que hace unos días accedieron de esta manera a dos viviendas de la avenida Isabel de Moctezuma. Con esta técnica, según los cerrajeros, podrían abrir más del 90% de las cerraduras de la ciudad. Solo se salvarían las denominadas de alta seguridad, que cuestan entre 100 y 150 euros y de las que existen muy pocas en la capital cacereña.

Ante la alerta de las nuevas técnicas y de los contenidos para aprenderlas que circulan en la red los cerrajeros han solicitado al Ministerio del Interior que controle esta situación. "Hay cuestiones que se les escapan. Internet y los tutoriales hacen mucho daño y ayudan a perfeccionar el modus operandi de los ladrones. Las técnicas que utilizan son tan fáciles y limpias que muchas veces entras en casa y ni si quiera te das cuenta de que te han robado porque no hay signos de forzamiento", explican desde la Unión de Cerrajeros de Seguridad.

Otro de los nuevos sistemas es el denominado 'impresioning', que consiste en colocar pequeñas varillas de aluminio deformables en la cerradura para que, cuando el dueño introduzca la llave, queden impresas todas sus marcas. Después el ladrón hace una copia de esa llave para acceder a la vivienda sin problemas.