+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EL TRIBUNAL SUPREMO CONFIRMA LA CONDENA DE SUSPENSIÓN DE EMPLEO Y SUELDO IMPUESTA AL AGENTE

Condenado un guardia civil que se negó a hacer un servicio por estar cansado

El sargento le pidió que condujera el vehículo al estar su compañero enfermo. No quiso hacerlo aludiendo que ya había llevado el coche patrulla por la mañana

 

SIRA RUMBO. CÁCERES
19/02/2019

Ocurrió en el turno de noche del 27 de enero del 2015. Ese día un sargento y dos guardias civiles prestaron un servicio de patrulla de seguridad ciudadana en la demarcación de Trujillo. Comenzó conduciendo uno de ellos (el ahora condenado), que llevó el vehículo entre las 22.10 y las 1.45 horas. En el transcurso de dicho servicio efectuaron una parada de descanso en un establecimiento situado en el kilómetro 46 de la N-521, que duró unos 25 minutos. Después realizaron otras dos paradas para llevar a cabo controles que de unos 30 minutos cada uno.

A las 1.45 horas se hizo cargo del vehículo el otro guardia civil que hacía el servicio. Este, sobre las 2.30 horas, manifestó que tenía fiebre y que no estaba en condiciones de conducir. Solicitó entonces que lo hiciera alguno de los otros dos que iba a bordo (el sargento o el otro agente).

Tomó el vehículo el sargento y la patrulla se dirigió acto seguido al servicio médico de urgencias ubicado en Miajadas, donde atendieron al guardia civil indispuesto. Tras realizar dos paradas el superior pidió al otro agente que se hiciera cargo del coche, a lo que este se negó.

SU JUSTIFICACIÓN

Replicó que no iba a hacerlo porque estaba fatigado, ya que había conducido con anterioridad en el turno de noche los periodos que le correspondía hacerlo (fue el primero que cogió el vehículo) y que también había trabajado en el turno de por la mañana. Ante esta situación el agente enfermo continuó conduciendo hasta que finalizó el servicio de por la noche.

Después la comandante jefe de la comandancia de la Guardia Civil de Cáceres impuso al agente una sanción de pérdida de cuatro días de haberes como autor de una falta leve consistente en «el retraso, negligencia o inexactitud en el cumplimiento de los deberes u obligaciones de las órdenes recibidas, o de las normas de régimen interior, así como la falta de rendimiento en el desempeño del servicio habitual».

El agente recurrió dicha resolución al general jefe de la zona de Extremadura e interpuso un recurso contencioso disciplinario militar ante el Tribunal Militar. Fueron desestimados. Recurrió entonces a la sala de lo militar del Tribunal Supremo, que confirma ahora la condena.

 
 
3 Comentarios
03

Por EL PASEANTE 16:31 - 19.02.2019

Además de tonto un poco burro, que visillo es con UVE. Le dejan escribir a cualquiera ...

02

Por carthago67 15:51 - 19.02.2019

Si supieras leer,tont@lculo,verías que el sargento también había conducido " tras dos paradas, el superior PIDIO al otro compañero que se hiciera cargo del vehículo a lo que este de negó " En fin... otro tonto más.

01

Por la vieja del bisillo 7:58 - 19.02.2019

Y el sargento no tiene permiso de conducir? O acaso está exento de conducir vehículos de la Guardia Civil?