+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LOS FONDOS VAN DESTINADOS A LAS ASOCIACIONES SÍNDROME DE DOWN Y ANDAH

Cuando el running sirve a una causa justa

La cuarta edición de la Carrera Viewnext se celebra este domingo a las 11 con fin solidario

 

Carrera Viewnex 8 Imagen de la salida de una edición anterior. - ANTONIO MARTÍN

«Ya estamos aquí otra vez, ultimando la cuarta edición de nuestra carrera», explica con orgullo Gustavo Bello Villanueva, uno de los organizadores de la Carrera Viewnext, detrás de la que está un grupo de trabajadores de esta empresa de Servicios de Tecnologías de la Información del grupo IBM en España, asentada en el Parque Científico y Tecnológico del Campus Universitario de Cáceres, desde donde precisamente partirá este domingo, a las 11 de la mañana, esta prueba de 5 y 10 kilómetros cuyos fondos irán destinados a la Asociación Síndrome de Down y Andah.

Nuevamente el carácter social marca esta cita con un doble objetivo, por un lado colaborar con Down, cuyo fin esencial es conseguir la igualdad de oportunidades de las personas con este síndrome y su plena participación en la vida activa y diaria. Por el otro, con Andah, una Asociación de Padres de Niños con Trastorno de Déficit de Atención y/o Hiperactividad, que nació a partir de las inquietudes y problemas de un grupo de padres. El diagnóstico del trastorno del déficit de atención e hiperactividad, al contrario de muchos otros, no es fácil, ya que no se identifica con rasgos ni carencias físicas.

La cita espera concitar a 600 personas. Hay dos modalidades, 5 euros sin camiseta y 10 con ella, además de una ruta senderista y una categoría infantil en la que todos los niños recibirán una medalla. Contempla distancias de 5 y 10 kilómetros que suponen una o dos vueltas a un circuito que se desarrolla por el campus universitario cacereño.

No faltará un buen avituallamiento con frutas, bollería y alguna sorpresa marcada por las migas, el café y el caldo. Una nueva oportunidad para demostrar que el running se hace más grande cuando se pone al servicio de una causa justa.