+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

el apunte

Cuarta prórroga de un presupuesto del ayuntamiento en un cuarto de siglo

 

Votación, en diciembre de 2016, del presupuesto de 2017, que salió adelante con los votos del PP y de Cs. - FRANCIS VILLEGAS

Antes, hace ya bastante tiempo, había presupuestos del ayuntamiento que hasta se aprobaban por unanimidad. Pero de eso hace ya mucho, el pasado 8 de julio se cumplieron 25 años del último que se ratificó con el voto a favor de todos los grupos políticos de la corporación --entonces las cuentas no se aprobaban hasta varios meses iniciado el ejercicio, con lo que hasta entonces estaba prorrogado el presupuesto del año anterior--. Fue el presupuesto de 1993 el último que se aprobó por unanimidad, unas cuentas que se prorrogaron al año siguiente porque no hubo presupuesto en 1994.

Después ha habido otros dos años con presupuestos prorrogados. Fueron los de 2009. que hubo que prorrogar los dos ejercicios siguientes. El de 2007 estuvo a punto de no aprobarse, se salvó por el voto de calidad del alcalde. La cuarta prórroga será la del presupuesto de 2018 en el ejercicio de 2019, salvo sorpresas como la que hubo el 28 de diciembre de 2015, cuando una abstención de última hora del PSOE permitió la aprobación de las cuentas de 2016.

Lo que está pasando ahora con la tramitación del proyecto de presupuestos del ayuntamiento es lo mismo que ocurrió en el otoño de 2015. Los tres partidos de la oposición en el ayuntamiento votaron en contra de los presupuestos de los cuatro organismos autónomos del consistorio, lo mismo que ha ocurrido esta semana, un rechazo que se puede repetir la próxima semana cuando se dictamine el presupuesto en la comisión de Economía.

¿Qué supone la prórroga de los presupuestos? Que se partiría para 2019 con los créditos iniciales que se tenían para el año 2018. Esto no supondría un grave inconveniente en los capítulos de gastos corrientes, aunque sí habría que realizar un ajuste a la baja en los gastos que podría ascender a unos dos millones sobre las previsiones que aparecen en el proyecto de presupuesto de 2019. Pero sí es un problema para capítulos como el de las inversiones o el de las transferencias de fondos que hace el ayuntamiento para cofinanciar inversiones, entre ambos suman más de 6 millones en el presupuesto de 2019.

Si hay prórroga habrá que ir a modificaciones puntuales del presupuesto si se quieren incluir en las cuentas partidas para, por ejemplo, financiar los incrementos previstos en el capítulo de personal (aumento salarial en base al IPC), los cambios en el contrato de la recogida de residuos (para las áreas caninas) o de los autobuses urbanos (para llevar el autobús hasta el nuevo hospital) o el aumento de la aportación a los equipos de élite (como la subvención al Al-Qázeres). Eso sí, esas modificaciones también necesitan que el gobierno cuente con el voto de alguno de los partidos de la oposición. Basta con el respaldo de uno de los grupos, no es necesaria la unanimidad, eso es cosa de otros tiempos.