+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CÁCERES X DELANTElos niños fueron los protagonistas de las actividades durante la mañana

El día que los cuentos saltaron del libro

 

El día que los cuentos saltaron del libro - ANTONIO MARTÍN

02/05/2019

Los más pequeños fueron los protagonistas de la mañana en la Feria del Libro con una doble sesión dedicada a fomentar su afición por la lectura y el mundo de los cuentos. Las historias de Patxidifuso y la propuesta editorial de Julia Cortés Palma y Silvia Campos, fueron las dos citas de la mañana en la carpa central.

Primero Patxidifuso les habló a los niños de un secreto muy importante sobre él y a continuación Julia Cortés Palma presentó el cuento La rapa rebelde, con el que fomenta el amor a los seres verdes y la importancia de su conservación.

Se trata de un cuento ilustrado por Silvia Campos que narra la historia de la hija de un olivo, una flor, que se rebela porque no quiere convertirse en aceituna y mucho menos en aceite de oliva, a través de un texto que establece una comparación sutil con la libertad del feminismo y la eutanasia.

Recomendado para niños de ocho a doce años, la autora pretende transmitir a sus jóvenes lectores «el amor y la conservación de la naturaleza, así como el respeto a las decisiones de los demás», según explicó en la presentación.

Para la escritora este es su libro «más comprometido», en el que trata un tema tan espinoso como es la eutanasia.

Tras la presentación, los asistentes han podido disfrutar de un taller con materiales reciclados con los que han hecho manualidades y han dado vida a mural sobre la naturaleza.

Actualmente, la autora está dando a conocer su proyecto de investigación ‘Mundo fácil’ gracias a una licencia concedida por la Junta de Extremadura para poder llevarlo a cabo. Con este trabajo, la escritora pretende facilitar el acceso a la lectura e información a aquellas personas que por sus características individuales o socioculturales no leen o lo hacen de forma escasa. «Todos hemos leído y escuchado que no se lee en Extremadura, o que se lee poco, pero no se han estudiado las razones de por qué no se lee», explicó Julia Cortés.