+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

El desalojo del centro de FP La alternativa

Dos ciclos del Madruelo de Cáceres se instalarán en la Laboral y otro irá al Virgen de Guadalupe

Habrá que hacer obra para habilitar talleres, pero se prevé retomar las clases el martes. Educación hará un estudio en profundidad para evaluar los daños y decidir actuaciones

 

Cajas apiladas en el interior del Madruelo, donde desde el jueves se lleva a cabo la mudanza. - Foto: FRANCIS VILLEGAS

Los alumnos afectados, tras conocer cómo se hará el traslado. - Foto: FRANCIS VILLEGAS

ROCIO CANTERO
02/02/2013

Los tres ciclos de Formación Profesional que se impartían en el edificio del Madruelo se repartirán finalmente entre las instalaciones del IES Universidad Laboral y el edificio principal del IES Virgen de Guadalupe en la calle Médico Sorapán, del que dependen. Así se lo comunicó ayer a los alumnos la dirección del centro, después de que un día antes fueran desalojados de sus aulas ante la decisión de la Consejería de Educación de no mantener abierto el viejo colegio por las deficiencias que presenta el edificio.

Finalmente no se trasladará a todos los alumnos a la Laboral, como previó la Junta inicialmente. La razón es que el ciclo superior de Prevención de Riesgos Profesionales puede impartirse en las instalaciones del IES Virgen de Guadalupe, porque sus características docentes no requieren habilitar zonas de talleres como sí ocurre con los ciclos de grado medio de Soldadura y Calderería, y de Instalaciones de Frío y Climatización. De esta forma, los 30 alumnos del ciclo superior (un grupo de primero y otro de segundo curso) se quedarán en el Virgen de Guadalupe y otros 60 (dos grupos de primero y dos de segundo) irán desde la próxima semana a la Laboral.

La previsión es visitar el lunes el nuevo centro para conocer las dependencias y retomar las clases cuanto antes, si es posible el martes. De hecho, desde el jueves por la tarde se trabaja a contrarreloj para trasladar el mobiliario y material docente a las instalaciones que ocuparán en la Laboral, dos plantas en el edificio conocido como 'Residencial Norba', el mismo que usaron año y medio los alumnos del colegio Prácticas. La primera será para las aulas y la baja para talleres.

 

LAS CLASES TEORICAS Las clases teóricas podrán comenzar de forma casi inmediata. De hecho ya se ha llevado a cabo la limpieza de la zona y se han revisado las instalaciones para instalar ordenadores y pantallas digitales que utilizan los alumnos. En el caso de las clases prácticas, se demorarán, porque según confirmó ayer la Consejería de Educación, "será necesario realizar obras de carácter menor para adaptar las instalaciones a los requerimientos técnicos de los ciclos formativos de Instalaciones Frigoríficas y de Climatización así como los de Soldadura y Calderería". Lo que se hará será tirar parte de la tabiquería de esta planta para poder crear salas más amplias que alberguen toda la maquinaria y también arreglar los accesos y acondicionar la zona de aparcamientos.

"Lo importante es que se ha tomado una medida transitoria para salvaguardar la seguridad de los alumnos", señaló la directora del IES Virgen de Guadalupe, Virgina Terán. La directiva del centro ha mantenido conversaciones constantes con Educación en las últimas semanas a raíz de los problemas aparecidos en el centro, que se remontan al 2005, pero que se habían agravado en los últimos meses.

"Había una grieta en la pared por la que se veía el aula contigua, tuvimos que tirar la moldura de un aula y romper parte de un techo porque corría el riesgo de desprenderse y el suelo estaba cediendo, bajaba hasta dos o tres milímetros cada día y se había separado de las paredes", relataron los alumnos sobre los problemas que comenzaron a denunciar en diciembre y por los que llegaron a iniciar una huelga hace dos semanas. En corrillos, comentaron que no entendían "cómo no había inicialmente ningún problema y luego nos dicen que nos tenemos que ir", en referencia a la decisión que les trasladó a primera hora del jueves la dirección del centro de que se suspendían las clases y se desalojaba el edificio.

Mientras tanto, la clausura del Madruelo servirá para que la administración regional lleve a cabo "un estudio en profundidad" de las deficiencias, con el fin de planificar futuras actuaciones. Educación insiste en que la decisión tomada es "una medida de carácter preventivo, a pesar de que los informes técnicos aseguraban que las deficiencias no entrañaban riesgo para la integridad física de los usuarios".