+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CITA GASTRONÓMICA DE LA DIPUTACIÓN

«El pimentón me alegró la existencia»

David Jorge, el popular ‘Robin Food’ cierra la gala Tentacion-es con una ‘gastrocharla’ en la que reivindica el oficio de cocinero y aborda su relación con la comida y con la báscula tras perder 140 kilos

 

La gala 8 Un momento de la cita, ayer en el Gran Teatro de Cáceres - ANTONIO MARTÍN

R. CANTERO caceres@extremadura.elperiodico.com CÁCERES
24/11/2019

«Cuando pienso en los olores que evocan a mi infancia siempre digo que mi infancia huele a lejía y pimentón, porque a eso olía Mari Paz, la mujer que nos cuidaba en casa a mis hermanos y a mí mientras trabajaban mis padres. Mari Paz era extremeña y olía a lejía y pimentón» reveló ayer David Jorge, conocido como Robin Food, que impartió una ‘gastrocharla’ titulada ‘Sin michelines y a lo loco o de cómo me convertí en un cerdo volador’, en la que abordó su relación con la cocina y con la comida; su ascenso hasta los 270 kilos de peso y el viaje hasta llegar a su estado actual de entente cordial con la báscula, después de desprenderse de 140 kilos.

«Ser cocinero y saber cocinar te da herramientas para ser feliz y hacer feliz los demás. Saber cocinar, me ayudó en ese viaje a una vida normal. Y el pimentón me reportó ahí grandes momentos de felicidad, porque le daba a los platos la impresión de que tenían el chorizaco que no podía comer en el proceso de adelgazamiento», explicó en su habitual tono desenfadado.

De hecho reveló que cuando se decidió a dar el paso de dejar atrás la obesidad, «además de ponerme en manos de los médicos» cambió su alimentación y su cocina por propuestas más saludables: «empecé a cocinar lo que cocinaría mi madre o mi abuela». Así reivindicó también el oficio de cocinero, que recordó que va «más allá de Masterchef» y con el que él soñaba desde niño «porque me he criado en una familia que disfrutaba en torno a la mesa» y en la que «no me enseñaron a cocinar, pero sí a ser buen anfitrión». Ese fue el primer paso para adentrarse en los fogones y convertirse en una de las figuras más reconocidas del panorama audiovisual en este campo, alabado por gigantes del oficio como Martín Berasategui («es más grande que un grandísimo cocinero», ha dicho de él multiestrellado chef), con el que dio sus primeros pasos en la cocina y con el que mantiene una estrecha relación.

Las excelencias

El cocinero tiró en su charla de esa relación que el une a Extremadura desde su infancia y destacó las excelencias de la gastronomía de la región, desde el jamón a la miel y de los quesos al vino, y valoró iniciativas como la que se ha llevado a cabo en el marco de Tentacion-es, para enseñar a los niños la importancia de desayunar y de hacerlo de forma saludable.

El chef Claudio Vidal, del Restaurante Casa Claudio, ofreció antes una muestra gastronómica en directo, en la que elaboró algunas de las creaciones nacidas en sus fogones.