+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

INICIATIVA DEL COLECTIVO ARBA Y LA UNIVERSIDAD POPULAR

Fuente Fría vuelve a presumir de lirios

Limpian basura y maleza acumulada en los márgenes para poner en valor las flores autóctonas

 

Trabajos 8 Voluntarios, ayer en los trabajos para limpiar la maleza de la zona de Fuente Fría. - ANTONIO MARTÍN

R. C. CÁCERES
27/10/2019

Igual que los árboles a veces no dejan ver el bosque, tampoco la maleza invasora permitía ver los lírios autóctonos con los que hace tres años repoblaron la orilla de la Ribera del Marco en el tramo de Fuente Fría. Ayer la planta volvió a lucir después de la intervención medioambiental organizada por la Asociación de Amigos de la Ribera del Marco, la Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono (ARBA) y la Universidad Popular y ejecutada por una treintena de voluntarios que limpiaron primero de suciedad (había restos como botellas de plástico o cristal y toallitas) y suciedad (con invasoras como el correvuela o un plantón del árbol del cielo) y después colaboraron para entresacar los lirios que había plantados en el tramo más próximo a la fuente.

Los llevaron también a otros puntos próximos, con el fin de ir ampliando la zona de expansión de esta planta, que es autóctona de la charca del Marco, (lo documentó en 1937 el profesor Abilio Rodrígez Rosillo) y que quieren llevar al resto del cauce del riachuelo, después de que en el 2016 el biólogo Juan Ramos Sánchez lograra recuperarlo dentro de una actividad que llevó a cabo con sus alumnos del IES Norba Caesarina.

«Habíamos conseguido extraer parte de la flora que quedaba en la charca del Marco para ir llevándola a otros puntos de la ribera como la isleta de la Huerta del Conde (a la altura del Hospital San Pedro de Alcántara) y ahora este», recordaba ayer señalando a los lirios. Ahora están aparentemente secos, por el estado de latencia que mantienen durante los meses fríos, pero la idea es que al brotar cuando llegue la primavera, puedan lucir en el emblemático rincón de Fuente Fría.

Ciudad sostenible

«Es una zona muy especial de la ciudad, a la que sigue viniendo aún mucha gente a coger agua», recordaba José Herreros, coordinador de Huertos de la Universidad Popular. Antes de que empezaran a trabajar ayer, ya habían pasado al menos cuatro personas cargadas con garrafas para llenarlas allí.

El colectivo de la Ribera del Marco recordaba ayer la «dejadez y desidia» que han acompañado a la Ribera del Marco a lo largo de su historia.

Frente a eso, la concejala de Universidad Popular, María José Pulido, se refirió al compromiso del equipo de gobierno para que la Ribera del Marco sea «el eje de la lucha por una ciudad sostenible, mirando a la historia pero también al futuro», aseveró.