+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

El blog del cronista

El Gran Teatro

"Nació como aspiración ineludible en una ciudad que carecía de teatros en activo"

 

Fernando Jiménez Berrocal (archivero e historiador)
10/04/2013

TEtl 23 de Abril se cumplen 87 años de la inauguración del más moderno de los teatros que ha tenido la ciudad hasta el día de hoy, el Gran Teatro.

Nació como aspiración ineludible en una ciudad que carecía de teatros en activo. El viejo Variedades había cerrado en 1914, después de 28 años abierto y el veterano Teatro Principal había sido vendido al obispado en 1923, después de más de un siglo de vida. Era, por tanto, el momento de reflotar la Sociedad de Teatro de Cáceres que, surgida en 1903, había quebrado estrepitosamente. Esta sociedad, pretendía construir un digno teatro que supliese a los desaparecidos, carentes de las mínimas condiciones de comodidad e iluminación que demandaban los nuevos tiempos.

La Sociedad de Teatro casi desaparece en 1915, después de adquirir un solar de 2686 mI en la esquina que formaba la calle de San Antón con la calleja del Resbalón, junto al lugar donde, hasta 1890, había estado la ermita de San Antón. Reactivada la Sociedad, por fin se rematan las obras y se produce la esperada inauguración de un local que, desde 1926, ha estado al servicio de la cultura local. El escenario del Gran Teatro ha sido la tribuna desde la que han tomado la palabra hombres y mujeres que, en su particular viaje a ninguna parte, quisieron dejar expresiones de sus cualidades artísticas. Fue teatro de la burguesía local, lugar de bailes carnavaleros en épocas de libertad republicana, cine de las clases populares de posguerra y muchas cosas más.

Desde 1992 es un teatro de propiedad pública que está viviendo la mejor y más fructífera etapa de su vida. Todo gracias al trabajo de personas que desde dentro del propio teatro lo han hecho posible. Directores de antes como Marce Solís e Isidro Timón y de ahora como Juan Pedro González han puesto todo su empeño en que el Gran Teatro siga su camino. Siempre en compañía de un equipo de profesionales que de forma callada y anónima son los verdaderos actores de este curtido teatro. Gracias a Juani, Maria, Rita, a tramoyistas y acomodadores y siempre a Toya García que durante los últimos 20 años ha sido algo más que una trabajadora del Gran Teatro. Para todos ellos, mi felicitación por el próximo cumpleaños de nuestro Gran Teatro.