+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El ‘grito’ de los hosteleros

 

17/01/2018

Los dueños de los nueve locales condenados en la sentencia de La Madrila alzaron su voz ayer para defender su negocio. ‘Hosteleros, no delincuentes’, reza el cartel que diseñó ayer uno de los propietarios imputados para mostrar su malestar ante el dictamen que les impone penas de mínimo dos años de cárcel y a indemnizaciones de entre 2.500 euros y 10.000 euros -la cifra total que deberán pagar a los vecinos en concepto de responsabilidad civil asciende a casi 100.000 euros-. Según el dictamen, los propietarios de los locales de copas son coautores de un delito contra los recursos naturales y el medio ambiente en su modalidad de contaminación acústica. Los propietarios de Maquiavelo, Down y Sugar acumulan la pena más alta con dos años y seis meses de cárcel cada uno, La Bele, Submarino, La cuerda, Barroco y Latinos, dos años y cuatro meses y Tacones, dos años y tres meses. Aunque los hosteleros recurrirán la resolución judicial, pero quisieron hacer constar a través de la red su disconformidad con una sentencia que consideran «injusta». El logo -en la imagen de abajo- giró ayer por internet y los internautas aprovecharon la coyuntura para manifestar su apoyo a los hosteleros condenados.

Perfect Visions

   
3 Comentarios
03

Por Verdades que duelen 20:08 - 17.01.2018

Esto mismo (los ruidos insoportables y gamberros haciendo de las suyas) está ocurriendo en parques por toda la ciudad. Esperemos que sirva para que se tome nota y se ejerza más mano dura. No se puede consentir que unos pocos impidan el descanso de muchos. Tomen nota los que son responsables de que estas cosas no ocurran. La sentencia es blandita.

02

Por Maríapm 18:51 - 17.01.2018

Vivo en Cáceres, pero bastante lejos de la Madrila. Sin embargo, a diferencia de otros, considero que la sentencia es blanda, suave, incluso insignificante. ¿Cuántos años sufrieron el ruido esos vecinos? ¡Cuántas noches y días de insomnio,mientras políticos y gamberros se divertían! Ahora, ajo y agua. Y a pagar. ¡Ojo! y que aprendan el resto de hosteleros de Extremadura.

01

Por El Canton 14:03 - 17.01.2018

Los dueños de los locales, tampoco se enteraban de las denuncias de los vecinos. Ellos solo al negocio que es lo que les interesaba . De las enfermedades contraidas por el ruido de los vecinos ni les importaba. Ahora se dan cuenta de que hacian mal. Pues la justicia es asi. tuvieron tiempo para darse cuenta de las denuncias de los vecinos, que fueron pormiles en muichno tiempo y ellos nada de nada. el derecho constitucional al descanso y la contaminacion acustica , no les interesaba conocer ni saber nada. ellos al negocio. Igual que la autoridad comnpetente, mirando p ara otro lado.