+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

el blog del cronista

Iglesia parroquial de San Juan (II)

 

SANTOS BENÍTEZ FLORIANO Cronista oficial de Cáceres
05/06/2019

En la segunda capilla del Evangelio con una sencilla bóveda de crucería existe un retablo barroco con una imagen de la Soledad, posiblemente del siglo XVIII.Pero la capilla más importante situada en uno de los lados del testero, es la de las Reliquias con su portada plateresca con querubines y columnas abalaustradas, en la que aparecen el escudo de la familia Arias Saavedra. Existen una imagen de San Juan Bautista del siglo XVII y una Dolorosa del XVIII. Tiene una verja policromada con decoración vegetal.

Las gradas del altar mayor son obra de los hermanos canteros Diego y Baltasar Gómez. La torre de planta rectangular tiene dos cuerpos, con sillería labrada y vanos de medio punto para las campanas en el superior, coronada por pináculos, gárgolas y una bella cornisa. Fue realizada por los canteros Gabriel de Roa y Lorenzo Martín Paniagua en el año 1591.

La construcción del actual coro, según señala el profesor Navareño, es obra de Narciso Antonio Gallardo del año 1795, sustituyendo al anterior de madera. Destaca asímismo la caja del órgano del siglo XVIII levantado sobre enormes mensulones y zapatas de madera. En la actualidad en esta Iglesia tiene su sede canónica la Real y Fervorosa Hermandad de Nazarenos y Cofradía de los Ramos, Cristo de la Buena Muerte, Virgen de la Esperanza y San Juan Bautista, una de las diecisiete Cofradías que procesiona en la Semana Santa de Cáceres, declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional.

La cofradía fundada el 16 de febrero de 1946 cuenta con varias Imágenes y Pasos Procesionales de los más queridos en Cáceres: «Entrada triunfal de Jesús en Jerusalén», de la Casa Bayroda Basols, diseñado por Jaime Martrús i Riera en el año 1946; «Nuestro Padre Jesús del Perdón», talla de autor anónimo de la Escuela Castellana de finales del siglo XVII; «Santísimo Cristo de la Buena Muerte», de autor anónimo de la Escuela Castellana del siglo XVII y «María Santísima de la Esperanza», Virgen muy venerada en Cáceres cuyo autor fue José García Bravo en el año 1949. (Varios Autores: Monumentos Artísticos de Extremadura. Salamanca, 1986).