+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Candidata de la provincia de Cáceres Mis Mundo España 2019

Isabel Ventura López: «Lo que más me gusta del certamen es que no solo se valora la belleza»

 

Isabel Ventura López: «Lo que más me gusta del certamen es que no solo se valora la belleza» - VM15ESTUDIO.COM

CELIA GÁLVEZ NÚÑEZ
30/06/2019

A Isabel Ventura López ya le están invadiendo los nervios y eso que queda más de un mes para embarcar a Melilla, lugar donde se celebrará el certamen Miss Mundo España 2019, del 9 al 19 de agosto, y ella es la candidata que representará a la provincia de Cáceres. El día decisivo será el 18, cuando tendrá lugar una gala en la que se elegirán las finalistas de las 52 candidatas. Aún se desconoce el número de chicas que pasará a la final. De entre ellas, una sola se llevará la corona y con ello el pase al certamen de Miss Mundo.

Isabel es una joven cacereña de 20 años, estudiante de Educación Primaria en la Universidad de Extremadura, amante de la moda y aficionada al deporte. Aunque confiesa que en un futuro quiere ser maestra por vocación, «desde que era niña tuve claro que quería dar clases», cuenta, pero sin desvincularse del modelaje, ya que afirma que algún día «me gustaría compaginar ambas profesiones». Su madre también es docente, por lo que ha crecido con ello.

La organización del certamen contactó con la joven en abril, «me preguntaron que si quería representar a Cáceres y les dije que sí», explica. Y es que asegura que recibió la noticia con emoción y alegría porque anteriormente conocía el certamen y le había gustado mucho. «Para mí es un gran honor», añade. Además, Isabel asevera que está preparándose con «mucha» constancia desde que aceptó participar. «Creo que voy bien preparada, además lo estoy disfrutando mucho y eso es lo más importante», apunta.

El modelaje empezó a formar parte de la vida de la cacereña hace dos años, pero le interesa desde hace más y cree que se debe al uso de las redes sociales. Un día, un fotógrafo se puso en contacto con ella para hacerle un book. No obstante, hasta que Anamás, una tienda de ropa de la capital cacereña situada en la calle San Pedro de Alcántara, le propuso ser modelo, no comenzó a trabajar de ello. «Anamás además me vestirá para el certamen», cuenta.

No solo una cara bonita

Así mismo, Miss Mundo España es un concurso en el que se tienen en cuenta diferentes aspectos. «Lo que más me gusta del certamen es que no solo se valora la belleza, sino otros muchos aspectos», explica. «De no ser así creo que no me hubiera presentado», sostiene.

Las actividades que tendrán en cuenta de cara a la final son cinco: aspecto físico, mejor gestión de redes sociales, un talento personal, desfilar y por último, el lado más solidario de cada una de ellas a través de un voluntariado, que han realizado antes del certamen. En este caso, Isabel ha querido acudir a un centro de educación ambiental que frecuentaba de niña y que le trae bonitos recuerdos de su infancia. Está situado en Cuacos de Yuste, municipio al que asistía al colegio donde trabajaba su madre, pese a vivir en Garganta la Olla. «De pequeña íbamos de excursión al centro a plantar árboles», recuerda.

Su talento aún no lo ha desvelado, pero asegura haberlo descubierto recientemente. Ahora está «trabajando en ello». Del desfile lleva tomando nota varios años. «Siempre me han encantado los desfiles de Victoria Secret». Uno de sus referentes a la hora de desfilar por la pasarela es, sin duda, Irina Shayk y en moda Kendall Jenner, la hermana pequeña del ‘clan’ Kardashian.

Sin embargo, lo que más ilusiona a Isabel y el motivo de sus nervios es el conocer a todas las participantes. «Creo que lo mejor que me voy a llevar del certamen es que todas nos conozcamos». También asegura que disfrutará de la experiencia y que le servirá para descubrir si en un futuro le gustaría volver a presentarse a otros concursos similares. Por el momento, los tres meses que lleva como candidata afirma que le están «gustando mucho».

Hasta ahora, Isabel veía como un hobby hacerse fotos, pero una vez aceptó ser la representante de Miss Mundo España, lo considera una actividad profesional. «Esta oportunidad puede abrirme puertas en un futuro a trabajar de modelo y eso no la puedo desaprovechar», concluye.