+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

JEFA DE NEUROLOGIA EN EL VALL HEBRON

Mercè Boada: "Para el enfermo de alzhéimer la ciencia avanza a paso de tortuga"

 

Mercè Boada Tras su intervención en el Hospital Virgen de la Montaña. - Foto:FRANCIS VILLEGAS

R. CANTEROR. CANTERO 11/06/2010

FORMACION DOCTORA EN MEDICINA (UAB).

TRAYECTORIA EN 1986 DISEÑO EL MODELO DE ATENCION PARA PERSONAS CON DEMENCIA EMPLEADO EN UNIDADES Y CENTROS DE DIA. ES DIRECTORA MEDICA DE LA FUNDACION ACE Y DEL INSTITUTO CATALAN DE NEUROCIENCIAS APLICADAS. HA PUBLICADO NUMEROSAS GUIAS Y LIBROS SOBRE EL ALZHEIMER.

Su voz es una de las más respetadas en el estudio de la degeneración neuronal asociada a la edad, causante de enfermedades como el alzhéimer, considerada ya una pandemia. Por eso Mercè Boada Rovira, impartió ayer la conferencia magistral de la jornada El deterioro cognitivo: presente y futuro promovida por el laboratorio Lundbeck y coordinada por el doctor Manuel Antón Jiménez, del servicio de geriatría del complejo hospitalario de Cáceres.

--Dice que el deterioro cognitivo es una verdadera pandemia por el envejecimiento de la población.

--Sí, y hay dos lecturas. Por un lado está los grandes avances, que nos permite diagnosticarlo antes y, por tanto, vivir más años con un proceso de demencia. Por otro lado, no tenemos un tratamiento a mano que permita estabilizarlo del todo, que no avance la enfermedad o que la evite, que es lo que nos gustaría.

--Las investigaciones no cesan. ¿Se está avanzando, todo lo rápido que sería deseable?

--El problema es otra contradicción. La ciencia avanza muy rápidamente y lo que hace unos años necesitaba una gran inversión y tiempo ahora se resuelve de forma más rápida. Por otro lado probar un fármaco es un enorme esfuerzo que no da frutos hasta dentro de dos años. Eso, para las personas que tienen la enfermedad es una eternidad; para ellos vamos a un paso de tortuga.

--Pero hay esperanza...

--A nivel científico estamos muy esperanzado. En estos momentos hay ensayos clínicos con vacunas activas, diversos fármacos y alimentos multifuncionales. Seguramente el tratamiento futuro de la enfermedad de alzhéimer se abordará combinando el ejercicio cognitivo y fármacos que actuarán de formas diferentes y en tiempos diferentes. En 20 años se pasará de nada a todo.

--Y eso es mucho...

--Es que será posible perder el miedo a la enfermedad y que la gente acuda al médico ante cualquier síntoma sabiendo que si comienza a tratarse va a poder mantenerse autónomo más tiempo. Igual que hay que tener controles para prevenir el cáncer de mama, la obesidad o la diabetes, los habrá para el gran director de orquesta de nuestro organismo, que es el cerebro.

--En los últimos años hemos aprendido a convivir con el alzhéimer en la sociedad.

--La enfermedad se ha hecho visible y hemos aprendido de ella a través de enfermos y familiares. A nosotros nos dan una información muy valiosa.

--Ahora se habla más de la necesidad de cuidar al cuidador.

--El cuidador se ha incorporado al proceso clínico. Está el enfermo, por un lado, y por otro su entorno, que va a enfermar por no tener tiempo libre, porque va a estar estresado, porque va a estar al lado del enfermo. La figura del cuidador está dentro de la atención a la enfermedad.

Perfect Visions