+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LOS JÓVENES QUE #SEQUEDAN EN CÁCERES

«Mi sueño es llegar a ser maquillador profesional»

Daniel Moreno, de 21 años, es estilista en una peluquería de la capital cacereña y autónomo desde que tenía 19, cuando empezó a maquillar

 

Daniel Moreno 8 Fotografía del maquillador cacereño. - ANA ALVARADO

CELIA GÁLVEZ NÚÑEZ
24/06/2019

«De pequeño maquillaba y peinaba a mi hermana», cuenta Daniel Moreno, un joven cacereño de 21 años que es estilista y trabaja en la peluquería Kokó de Cáceres.

Cuando era niño estudió en el colegio La Asunción y después en el IES Norba Caesarina. Mientras estudiaba Bachillerato tenía claro que quería matricularse en Psicología, pero tras superar la prueba de acceso a la universidad no quiso. «Ninguna carrera me llamaba la atención y en ese momento no podía marcharme fuera». Además, lo que realmente quería Daniel era estudiar Peluquería y Estética. Finalmente, decidió por matricularse en un curso de Asesoría de imagen personal y corporativa en una academia de peluquería de Cáceres. Con solo 19 años se dio de alta como autónomo y ahora está estudiando Peluquería en Valencia, a distancia desde Cáceres; ya que Daniel quería quedarse en su ciudad y compaginar los estudios con trabajar de estilista.

Sin embargo, aunque la peluquería le encanta su verdadera pasión es el maquillaje. «Con 15 años me gustaba maquillar, pero no le daba importancia». Al igual que la moda, que siempre le ha llamado la atención. «Veía desfiles de Victoria Secret y me gustaba mucho Kylie Jenner». Empieza a interesarse más por la estética con 18 años. «Veía videos en Instagram y YouTube de maquilladores». Y es que considera que ha perfeccionado sus técnicas de maquillaje gracias a los tutoriales de internet, en especial los de Rosy McMichael.

Por otro lado, mientras estudiaba en la academia de peluquería, Daniel maquillaba a sus amigas, a su hermana y a su madre, y llevaba a cabo el aprendizaje que recibía de los videos de redes sociales. También le enseñaron Araceli y Ángela, dos de sus profesoras, «aprendí mucho». Ahora aprende de la mano de sus compañeras de trabajo Laura e Iratxe.

Un día una amiga del maquillador le sugirió que se pusiera en contacto con Ana Alvarado, una fotógrafa de Cáceres. Y eso hizo. «Ella es la que me empujó, capta lo que yo quiero en las fotos». Después, se creó una cuenta profesional de Instagram, con el nombre artístico de Dvmobv. «Subo solo fotografías de clientes y modelos». Como por ejemplo de la modelo curvy Natalia Lozano.

En cuanto a su ciudad, Daniel opina que: «me encanta, es mi sitio, cuando salgo de aquí estoy deseando volver, pero siendo sincero, en mi mundo, ahora mismo no hay tantas oportunidades». Confiesa que su sueño es llegar a ser maquillador profesional, aunque ahora ya se gane la vida maquillando. Para recibir la formación necesaria, asegura que tiene que marcharse, pero que si la hubiera aquí se quedaría. De momento se queda trabajando en la peluquería y subiendo forografías de su arte, el maquillaje, a las redes sociales.