+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

dicen que la atención se ve afectada debido a que la supervisión en urgencias no es suficiente

Los MIR mantienen la huelga al no alcanzar un acuerdo con el SES

Se han reunido con responsables del área para informarles de sus reivindicaciones. Han recibido el apoyo de la Vocalía Nacional de Médicos Jóvenes, que exige una solución

 

Los MIR en una rueda de prensa la semana pasada. - FRANCIS VILLEGAS

Sira Rumbo Ortega
11/11/2019

Los Médico Interno Residentes (MIR) mantienen la convocatoria de huelga indefinida a partir del 18 de noviembre tras no alcanzar un acuerdo con el Servicio Extremeño de Salud (SES). Miembros del comité de huelga se reunieron ayer por la tarde con responsables del área de salud de Cáceres para transmitirles sus reivindicaciones, entre las que se encuentra contar con una correcta supervisión en el servicio de Urgencias. Los residentes se reunirán ahora con el resto de compañeros para debatir las propuestas del SES (no han trascendido pero el consejero de Sanidad, José María Vergeles, ya anunció la semana pasada que se les propondría una nueva organización de las Urgencias). Mantendrán un nuevo encuentro mañana.
Como ya informara este diario, entre sus demandas se encuentra la puesta en marcha de un protocolo de supervisión que garantice que esta se lleva a cabo de manera correcta. En estos momentos en el servicio de Urgencias, ante la falta de personal, a los médicos adjuntos les resulta complicado revisar todos los diagnósticos que realizan estos MIR a los pacientes que atienden. Además de contar con la figura del «adjunto consultor», es decir un facultativo titular que esté liberado de esa labor asistencial y que se dedique en exclusiva a realizar esas labores de supervisión.
También la mejora de las Urgencias de Pediatría, que actualmente están atendidas por médicos en formación de primer o segundo año y donde no existe un médico adjunto. Por eso exigen la presencia física de un facultativo titular exclusivo en este área. Ahora, las dudas de Pediatría que les puedan surgir a los MIR las resuelven los profesionales presentes en las Urgencias generales, que de por sí ya tienen dificultades para llevar a cabo las tareas de supervisión por la carga de trabajo. La falta de un adjunto en ese servicio, han denunciado, incumple la normativa ministerial, que obliga a una supervisión constante a los residentes de primer año e impide que tanto ellos como los de segundo año puedan dar altas sin la revisión previa de un titular.
Por otro lado ayer mostró su apoyo también a los MIR cacereños la Vocalía Nacional de Médicos Jóvenes y Promoción de empleo, perteneciente al Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos. «Esta vocalía ha manifestado en numerosas ocasiones la importancia del cumplimiento del programa formativo, así como la supervisión progresiva de los médicos que se encuentren en formación, de forma gradual», dice este organismo en un comunicado.

AFECTA A LA ASISTENCIA / Advierte, como ya hicieran hace unos días los tutores de estos residentes, de que «la falta de supervisión por escasez de facultativos en la plantilla puede conllevar disminución en la calidad de la atención» y explica que dicha supervisión debe hacerse «de modo directo en el residente de primer año, permitiendo la adquisición de responsabilidades y competencias de forma progresiva hasta el final del periodo formativo». Destaca además la importancia de que se desarrolle un protocolo de supervisión «que garantice la normativa vigente».
También les ha mostrado su apoyo una exrepresentante de estos MIR que realizó su residencia en Cáceres. «Durante años las Urgencias han funcionado igual, lo reclamamos, nos reunimos infinidad de veces. Fuimos escuchados y había voluntad pero no medios», explica, que advierte que «estos residentes son los futuros médicos y médicas de la región, que quizás en unos años no decidan continuar su carrera laboral en nuestra querida comunidad debido a las repetidas decepciones con los dirigentes de nuestra región». Con estas últimas declaraciones hace referencia a que Sanidad ha puesto en manos de los servicios jurídicos las declaraciones de los MIR para estudiar tomar medidas disciplinarias porque cree que podrían haber creado una alarma social «injustificada». H