+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

«No concibo mi vida sin relacionarme con el arte»

 

«No concibo mi vida sin relacionarme con el arte» - EL PERIÓDICO

MARÍA CARRASCO GUTIÉRREZ
26/08/2018

Verónica Living presentó hace unos días en la librería Psicopompo su nuevo libro, Me falta la sangre, un poemario al que dedicó año y medio y que finalmente terminó de escribir en julio. Sobre él, Living trata de canalizar una serie de sentimientos personales que tal y como ella relata, «me sirvieron para avanzar en mi relación con el arte y también conmigo misma».

Es cacereña de nacimiento y aunque se dedique principalmente a la escritura tanto de novela como de prosa, estudió Bellas Artes, y más tarde se interesó por otras disciplinas como la pintura, la escultura o la fotografía.

Asegura que a día de hoy «no concibo mi vida sin relacionarme con el arte, sin crear cosas», y narra que precisamente su nuevo libro, nace de esa necesidad de soltar. «Puede parecer un cliché pero la poesía sirve para contar algo y sacar de dentro sentimientos que no puedes focalizar de otras muchas maneras», explica.

Con respecto a la sinopsis, asegura que se trata de algo «mucho más emocional que práctico». «Reflexiono sobre la vida y la muerte, sobre el paso del tiempo, y también realizo, como el propio título del libro indica, metáforas con la sangre». Añade que hasta el momento, las tres presentaciones que ha realizado, en la Feria del Libro de Sevilla, en el Aleatorio de Madrid, y por último aquí en Cáceres, en la librería Psicopompo, han tenido una muy buena acogida.

Define su presentación en Cáceres como un encuentro lleno de cariño, «aquí todos nos conocemos, y de un modo u otro, es muy fácil hablar de un trabajo tan personal en tu ciudad, con conocidos, y con personas con las que te encuentras a gusto».

Tras haber vivido fuera de la ciudad durante cuatro años, Living vuelve a Cáceres para pasar un periodo en casa y retomar fuerzas antes de seguir continuando con su trayectoria en el panorama creador. No obstante, sigue vinculada al mundo del arte trabajando actualmente en una gestora cultural de la capital cacereña.

En su opinión, «en Cáceres hay poca educación artística y es muy difícil hacerse un hueco. Los artistas emergentes muchas veces no encuentran lugar aquí, es un mundo muy cerrado».

Para Verónica Living, en Cáceres hay pocas escuelas artísticas y lamenta que todo el patrimonio cultural de la ciudad no contribuya a ese enriquecimiento de los creadores, «bajo mi punto de vista, debería haber un aumento del espacio expositivo», concluye.