+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

balance demográfico // Datos, análisis y radiografía

El número de mayores de 65 casi dobla a los jóvenes de 20 a 29 años en la ciudad

Expertos alertan de la necesidad de crear empleo para frenar el envejecimiento que sufre la capital. Más del 60% de personas que se han marchado de Cáceres corresponden con el último tramo de edad

 

Imagen de la tradicional calle Pintores de Cáceres, captada ayer por la mañana. - FRANCIS VILLEGAS

ALBERTO MANZANO
28/07/2019

Cáceres envejece, lo dice la estadística, que arroja que en la ciudad hay casi el doble de residentes mayores de 65 años: la cifra llega hasta los 16.150 frente a los 10.109 de personas comprendidas entre los 20 y los 29. El primer grupo de edad supone un 16,8% y el segundo, un 10,4% de la población, lo que suman pues algo más de un cuarto de los 96.068 habitantes con los que contaba la capital cacereña en 2018. Además, los números también corroboran que de los residentes que se han marchado de la ciudad, más del 60% son jóvenes de entre 20 y 29 años.

Estas cifras extraídas del Instituto Nacional de Estadística (INE) las valoran para El Periódico Extremadura tres reputados expertos. El primero de ellos, Domingo Barbolla, sociólogo y antropólogo de la Universidad de Extremadura (Uex), indica que «el envejecimiento repercute en todos los ámbitos y exige un replanteamiento de los recursos que permita ofrecer la respuesta adecuada a las necesidades específicas de la población de edad avanzada, al mismo tiempo que se implanten medidas para retener a adolescentes que garanticen el futuro del territorio en cuestión».

Las causas, más que conocidas, se repiten: nacen menos niños, en general por la falta de estabilidad laboral, y los jóvenes se marchan a otras regiones o países básicamente por el mismo motivo: la búsqueda de un trabajo digno. Y la pescadilla se muerde la cola porque se van quienes están en edad de empezar a formar una familia. Al igual que han ido abandonando la región los inmigrantes que llegaron por un empleo y que ayudaron a que aumentara la natalidad. El resultado es que la población envejece. Y no solo se nota en los pueblos; la crisis demográfica afecta del mismo modo a las ciudades, explica Barbolla.

En este sentido, señala el sociólogo que se debe hacer una doble observación sobre la actual realidad. Por un lado el contexto global, en el que hay que tener en cuenta que España es el segundo país más avejentado, solo por detrás de Japón. «Además tenemos que pensar que es en las zonas subdesarrolladas donde la natalidad y la población tienen un crecimiento llamativo, es un síntoma asociado a la pobreza».

De esta forma, Barbolla insiste en que si Cáceres o Extremadura no ofrecen las circunstancias necesarias, no consigue que su población se asiente, se reproduzca, evolucione... «Si no funciona la conciliación real, si a la mujer no se le dan las condiciones necesarias para que pueda trabajar y tener hijos, las políticas de empleo y natalidad no van a funcionar nunca», apuntilla.

Ante esta problemática «es necesario un cambio de visión y asumir que la sociedad y sus políticas se deben adaptar a la realidad que tenemos. Si hay menos niños, que las guarderías ofrezcan un servicio más completo; si hay más población mayor, sobre todo en las zonas rurales, que se aumenten ahí los recursos; y si hay un problema de pensiones, que se reparta mejor, en general, la riqueza del país. Y que no se condicione a la cotización de los jóvenes», añade el antropólogo.

Por su parte, Julián Mora Aliseda, profesor de Geografía y Ordenación del Territorio de la Uex, lamenta que «los jóvenes cacereños y extremeños de ahora, los más preparados, se tienen que ir».

Este experto en análisis demográficos enumera una serie de cuestiones que, a su entender, son la causa de que la región no frene la pérdida de habitantes: «Tenemos mayor tipo impositivo, no disponemos de industrias para transformar nuestra materia prima y abunda una cultura con ausencia total de emprendimiento empresarial, porque nuestros jóvenes (los que se quedan) aspiran fundamentalmente a trabajar en el ámbito de la función pública, y estamos retroalimentando un modelo en el que en torno al 30% de la población cacereña activa depende directa o indirectamente del sector público».

Las proyecciones demográficas del Instituto Nacional de Estadística (INE) y del Instituto de Estadística de Extremadura, que se van a 2033 y 2031, respectivamente, dicen que en la provincia de Cáceres perderá un 8,5%, según apunta el profesor titular de Análisis Geográfico Regional de la Universidad de Extremadura Antonio Pérez Díaz. Esto se debe a dos motivos: el primero, que el territorio cacereño es muy montañoso (es más difícil que la población se quede ahí), y el segundo, el alto porcentaje de municipios pequeños (de 1.000 habitantes o menos). «En estos pueblos prácticamente que nazcan niños es ya un acontecimiento», explica el analista. Además, afea que la despoblación sea un asunto que haya empezado a preocupar a los políticos hace un par de años. «Antes se pasaba de puntillas sobre este problema; y es un problema muy viejo», concluye.

 
 
5 Comentarios
05

Por Tosapla 16:09 - 28.07.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Es que los politicastros que tenemos no valen ni "pa estar escondios". Solo se preocupan de cobrar como grandes ejecutivos. Gobiernan a base de ocurrenciaS. No tienen ni zorra idea de gestionar nada. Pero, eso si, cada vez hay mas liberados. A la p... rue. de una puñetera vez.

04

Por CACEREÑO DE ADOPCION 11:58 - 28.07.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Velaí, dos apuntes uno sobre lo dicho, que los jóvenes más preparados nos dejan para encontrar mejores trabajos (sobre todo mejor pagados, pero también de mayor valor añadido) en el extranjero, quizás habría que pensar en establecer una compensación entre países que compense los gastos en formación que hace un país y disfruta el otro. Formación pública durante veinte años, para que luego se entregue esa formación a una empresa privada de otro país. El segundo apunte es que habremos de ponernos a trabajar para encontrar solución a este problema, que forma parte de un problema de sociedad más global... lo que no podemos hacer es seguir quedándonos como "Don tancredo" a verlas venir

03

Por Marcelo1980 9:08 - 28.07.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Esta es la prueba absolutamente matemática que demuestra que Cáceres es un cadáver y que inyectar dinero para revitalizar lo que está muerto es sencillamente regalarlo entre los amiguetes o despilfarrarlo. No obstante , el muerto es un pedazo de cortijo que ya quisieran en Córdoba.

02

Por ??????? 8:53 - 28.07.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Para saber eso no hace falta ser experto de nada y menos cobrar por decir semejante obviedad.

01

Por káceres2016 8:46 - 28.07.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Pues lo de siempre. Cáceres sin juventud y llena de jubilados sacando a pasear a lo nietos que me parece MU bien pero no dan vida a la ciudad. Pasen por Salamanca, Granada, Murcia etc etc. Menos mal que ahora hay 1400 reclutas que alguna vidilla le darán. Pasen buen dia.