+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

95 aniversario de EL PERIÓDICO EXTREMADURA // Concierto de la Oex

Una partitura de casi un siglo

Los cacereños arropan en el Palacio de Congresos a la sinfónica extremeña en su homenaje al rotativo. Las voces de Petrovici y Navarro acompañaron a las piezas de zarzuela que interpretaron los músicos

 

Gema Guerra Benito Gema Guerra Benito
29/09/2018

Más fotos

Autoridades y asistentes al concierto que la Orquesta sinfónica de Extremadura ofreció ayer en el Palacio de Congresos de la capital cacereña con motivo del 95 aniversario de EL PERIÓDICO EXTREMADURA. - FOTOGRAFÍAS: FRANCIS VILLEGAS

L a semana previa a un concierto siempre es frenética. «Intensa», secunda Álvaro Albiach, director titular de la Orquesta de Extremadura. Los músicos de la sinfónica extremeña se concentran cada día mañana y tarde, se acomodan al escenario y perfilan la armonía de las piezas que interpretarán en directo tan solo jornadas más tarde. El engranaje debe rodar a la perfección. Las brazadas a la batuta del director ondean al mismo sentido que los violonchelos, las flautas, los clarinetes y los timbales. Todos fluyen al compás para que la melodía funcione. Sobre las tablas todos son uno. Comparte la orquesta sin pretenderlo un cierto paralelismo con el funcionamiento de un diario. En una redacción, hasta la última persona que cruza la puerta tiene su función y trabaja en una maquinaria precisa que contribuye a que el diario llegue a rotativa cada noche. Así lo lleva haciendo EL PERIÓDICO EXTREMADURA desde hace 95 años. Desde que nació el 1 de abril del 1923 en el palacio de la Generala, en el privilegiado recinto intramuros cacereño, el decano de la región ha compuesto la partitura de Extremadura.

Desde su fundación de la mano del obispo Pedro Segura Sáez, este diario ha acompañado décadas de información y ha sido testigo de acontecimientos de relevancia para la historia de la región, entre ellos, la fundación de la joven orquesta de los extremeños en el año 2000, una sinfónica que en menos de veinte años ha cruzado la frontera por países como Portugal y China, ha compartido escenario con la Fura dels Baus, la English National Ballet o el Ballet Nacional de España y hace no mucho ha protagonizado su primera incursión en el mundo del cine en un largometraje nacional.

Ayer viernes, todas esas horas de preparación a contrarreloj que relata Albiach se materializaron en un Palacio de Congresos que aguardaba con expectación el primer concierto de la sinfónica de la temporada. La cita congregó a autoridades y a admiradores de la sinfónica de la capital cacereña y distintos puntos. Minutos previos a la apertura de puertas, el público aguardaba ya en una hilera que rodeaba las instalaciones del auditorio. Madrugador fue el cacereño Ángel Hidalgo y la zaragozana Vicenta Correa. Fueron los primeros en acceder a las instalaciones casi con una hora de antelación. Unos números atrás, Juan Carlos Rodríguez Pache continuaba el desfile de asistentes. Lector asiduo del diario, mostró su afición a la zarzuela y agradeció al diario eventos «como este en Cáceres». Con puntualidad, la organización recibió a sus primeros invitados. En el apartado de autoridades, la cita contó con representación de la corporación municipal y de la Asamblea de Extremadura. Asistió el concejal Valentín Pacheco, Belén Fernández y Luis Salaya, próximo candidato a la alcaldía por el PSOE en Cáceres e hizo lo propio José Andrés Mendo, vicepresidente del parlamento regional.

Este diario quiso expresar así la gratitud con los lectores y con la ciudad en la que se asienta a través de la música. Así lo pusieron de manifiesto las palabras al inicio del acto del director de este rotativo, Antonio Cid de Rivera, que hizo mención a trabajadores y a los lectores. «Un periódico no tiene sentido si la gente no lo compra y no lo lee, no lo usa para lo que está hecho, por eso decimos que el Extremadura no es nuestro, es de los lectores», anotó. En su intervención previa al directo, también dedicó unas palabras de agradecimiento a la labor de la orquesta. «Resulta todo un honor como extremeño contar con una orquesta de este nivel y denota lo mucho que hemos avanzado», concluyó.

Ante un patio de butacas al completo y un aforo que rozó el millar de asistentes, Albiach volvió a demostrar que es un director de orquesta al que no le importa exponerse. Se reconoce expresivo y ayer lo ratificó ante un aforo que ovacionó su capacidad de emoción a la batuta. En el directo que se prolongó durante alrededor de dos horas, los músicos interpretaron piezas de zarzuela, un género que reconoció poco usual pero apropiado para la celebración. No acierta a exponer cómo se expresa un homenaje, pero tenía claro que debía partir un repertorio de «fiesta». «Es motivo de festejo que un periódico cumpla 95 años», apostilló el director de la orquesta.

El público aplaudió el compendio de piezas de ritmo rápido y reconocible como La verbena de la paloma de Tomás Bretón, El barbero de Sevilla de Gerónimo Giménez o La revoltosa de Ruperto Chapí compusieron el reparto de temas que resonaron ayer en el espacio. Las voces de los jóvenes soprano Vanessa Navarro y barítono Valentín Petrovici acompañaron la instrumental.

La cita estuvo patrocinada por la Universidad de Extremadura, la Asamblea de Extremadura, Iberdrola, las diputaciones de Cáceres y de Badajoz, Ibercaja, los ayuntamientos de Cáceres y de Badajoz, Oeste Fibra Óptica, la Central Nuclear de Almaraz y la Fundación Caja de Extremadura-Liberbank. Este directo se suma a los eventos que lleva organizado el rotativo desde principio de año con motivo del aniversario de su fundación con una exposición de fotografía que retrata los acontecimientos de importancia del último siglo y una prueba deportiva nocturna en la zona intramuros de la capital cacereña que reunió a medio millar de corredores de Extremadura. En cuanto a los actos para lo que resta de año, antes de que acabe 2018, un espacio público de la ciudad se bautizará con el nombre del diario. Y todo para festejar casi un siglo narrando la actualidad de Extremadura y para celebrar los años venideros tal y como reivindicaba uno de los asistentes en su butaca. «Ojalá otros 95 años».

Documentos relacionados