+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

UNA LECCIÓN DE HISTORIA AL AIRE LIBRE

Un paseo por el impresionismo

Una iniciativa escolar convierte durante unas horas la plaza Mayor en escenario de la cultura de Renoir, Manet y Debussy H Estudiantes de varios institutos cacereños participan en una yincana, recrean pinturas y decorados y tocan música en directo

 

Arte 8 Los estudiantes recrean pinturas impresionistas. En primer término, una pieza de Renoir. - FOTOGRAFÍAS: FRANCIS VILLEGAS

Los músicos 8 Interpretaron temas de Debussy. - FOTOGRAFÍAS: FRANCIS VILLEGAS

G. GUERRA epextremadura@elperiodico.com CÁCERES
13/02/2019

Cáceres viajó ayer en la máquina del tiempo y convirtió la plaza Mayor por unas horas en la Francia impresionista. Los exteriores del ayuntamiento y el Foro de los Balbos fueron escenario para que los estudiantes de varios institutos de la capital cacereña tomaran una clase particular de historia al aire libre. La iniciativa que recibe el nombre de ‘Cáceres, capital cultural impresionista’, estuvo coordinada por las Asociaciones de Profesores de Francés de Extremadura y durante la mañana de ayer martes atrajo la atención de los curiosos y los cacereños que pudieron pasear entre las piezas de Renoir, de Manet y los sonidos de Debussy por unas horas. La propuesta contó con la participación de alumnos del Téllez, Guadalupe, Alcázeres y estuvo coordinada por el departamento de francés de El Brocense y su profesora Ana María Gómez Lorenzo.

Durante semanas, los estudiantes han repartido tareas para llevar a cabo las diferentes actividades relacionadas con la época. Pedro Caballero e Ignacio Iglesias fueron algunos de los encargados de poner la nota musical. Son alumnos de El Brocense y estudian música en el conservatorio. Ellos se encargaron de interpretar piezas de Albéniz y Ravel. Mientras, a unos metros, alumnas posaban como las musas de Renoir. Alumnas recrearon tres piezas del autor impresionista y posaron frente a las piezas originales con los detalles del vestuario y el peinado a escala real. Del mismo modo, a lo largo de las escaleras la organización dispuso varios expositores, unos con textos de escritores de la época como Baudelaire y se organizaron lecturas paralelas para los asistentes. Otro estand hacía mención a uno de los hitos que vivió París en 1900, que fue acoger los Juegos Olímpicos. Curiosamente Cáceres dedica una avenida a su gran impulsor Pierre de Coubertain y un último también prestaba dibujos para que los asistentes dieran color ‘La noche estrellada’ de Van Gogh. No faltó entre los decorados la Torre Eiffel.

A la presentación de la jornada asistieron la concejala de Asuntos Sociales, Maria Caldera, y la delegada provincial de Educación, María Luisa Guillén. Durante su intervención, destacó que el motivo de poner en marcha la iniciativa parte de que 1900 «fue la época en la que se produjeron más cambios científicos, sociales y culturales» y agradeció la colaboración a profesionales como Julio Díaz y Telma Barrantes y al colectivo Blablaquoi.