+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

INICIATIVA DE LA DIPUTACIÓN CACEREÑA EN COLABORACIÓN CON EL REFUGIO SAN JORGE

Perros contra el maltrato

Cáceres acoge un proyecto pionero para asistir a mujeres que sufren violencia machista con canes adiestrados. El programa tiene como fin que las víctimas mejoren su autoestima y superen miedos con el cuidado de animales

 

El adiestrador Francisco Estévez junto a Tor, uno de los perros del proyecto para mujeres maltratadas. - FRANCIS VILLEGAS

Gema Guerra Benito Gema Guerra Benito
17/10/2020

Más que demostrado queda por los especialistas en salud los beneficios de adoptar a un perro. Mejora el ánimo, ayuda a reducir los síntomas de la ansiedad y la depresión, pueden detectar problemas de salud, proporcionan apoyo emocional y contribuyen a tener una vida más activa. Así, bajo esta premisa, nace el proyecto Escan, una iniciativa que se aplica en Cáceres de manera pionera y que tiene como propósito asistir a mujeres que sufren violencia machista con canes adiestrados.

El programa nació en Murcia y suma un 75% de éxito entre las víctimas de maltrato que se han inscrito y ahora la Diputación de Cáceres ha puesto en marcha una experiencia piloto para testar la iniciativa en la provincia. De este modo lo hizo saber la diputada Amelia Molero en la presentación del proyecto en el Palacio de Carvajal. En el acto abierto a los medios estuvieron presentes también el coordinador de la iniciativa, Enrique Cruz, y el adiestrador Francisco Estévez con Tor, un labrador negro y uno de los perros que forman parte del programa. En declaraciones a los medios, Molero precisó que por un lado la iniciativa tiene como objetivo ser una herramienta innovadora de acompañamiento y recuperación psicológica y social y por otro, pretende también ser útil como barrera para proteger a la víctima de agresiones físicas o psicológicas que puedan sufrir por parte de los maltratadores, un hecho que influye para que la víctima no pueda mantener normalidad a la hora de seguir en su vida laboral o social.

En el caso de la provincia cacereña, puso de manifiesto la diputada que en el proyecto colabora el Refugio de San Jorge para promover la adopción de animales abandonados. En cuanto a cómo funciona el programa, se trata de un complemento paralelo a la labor que realiza la mujer víctima previamente con una psicóloga y que valora en sesiones individuales y de grupo la situación en la que se encuentra la usuaria. Más tarde, se le asigna el perro que más se ajuste a su perfil y a partir de ahí se realiza un trabajo simultánea. No obstante, Cruz incide en que aunque « se necesita tanto a la psicóloga como al perro, el aspecto emocional lo desarrolla el animal». «Ella va siendo consciente del trabajo diario que debe hacer, de su capacidad y posibilidad de trabajar con un ser vivo, de que vaya mejorando, esto incide directamente en su autoestima, a medida que el perro progresa, la mujer, psicológicamente, progresa», sostiene. De esta forma, una vez que se producen progresos en este aspecto, el coordinador del programa asegura que se avanza y se ponen en marcha otros recursos, como la inserción laboral de la víctima.

Vínculo emocional

Por su parte, el adiestrador Francisco Estévez insiste en que el punto fuerte de esta propuesta pionera es el «vínculo emocional» que se genera con el animal. Precisamente, es este aspecto el que refuerza el efecto de la terapia. «Este vínculo hace que la usuaria empiece a tener confianza, a recuperar distintos tipos de actividades, retomar el contacto con otras personas o se anime a salir porque será el perro el que la haga salir, insistimos en que es necesario atención, cariño, dedicación y responsabilidad, a la hora de atender al perro y esto une a la usuaria y a su familia».

De momento, solo una mujer desarrolla la propuesta piloto en la provincia pero la diputada confía en que los resultados sean positivos y continúe el programa en Cáceres. «Mientras esta lacra exista, seguiremos poniendo recursos para que las mujeres puedan salir a la calle y hacer su vida con seguridad y libertad», concluyó.