+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

PROYECTO DE ‘EL DÍA QUE TODO CAMBIÓ’. LA PRESENTACIÓN SERÁ ESTE SÁBADO (11.30 HORAS) EN EL MUSEO PEDRILLA

El poemario de los niños ‘dulces’

Publican un libro ilustrado para visibilizar y romper mitos sobre la diabetes tipo 1, la más desconocida que afecta solo a un 10% de los pacientes

 

Las autoras 8 Montse Parrales, Triana Sánchez y Pilar Alcántara. - EL PERIÓDICO

Gema Guerra Benito Gema Guerra Benito
09/11/2018

Pilar Alcántara y Montserrat Parrales no se conocían hasta que el día que todo cambió: cuando a sus hijas les diagnosticaron diabetes tipo 1. Desde entonces comparten el empeño de dar voz a la tipología más desconocida de la diabetes ya que solo lo padecen el 10% de los pacientes de la enfermedad --el 90% padece el tipo 2-- y en su mayoría es diagnosticado en edades tempranas.

Para ello, dieron forma a una asociación que tomó como nombre precisamente ‘El día que todo cambió’ y ya el año pasado publicaron un libro homónimo que recogía alrededor de un centenar de testimonios de pacientes, de familiares y de profesionales de la Sanidad. En su momento el propósito era quitar el velo sobre la enfermedad. Este sábado presentarán una nueva publicación con motivo del mes de la concienciación de la diabetes. Será un poemario sobre los niños y las niñas ‘dulces’, como ellas los llaman. Se titula ‘Glucolandia, hemopoemas infantiles’ y parte de la necesidad de «ayudar a entender la vida de una infancia con diabetes desde el punto de vista de las emociones y a través de los versos». El libro tiene nueve capítulos, el contenido ha sido revisado por el equipo diabetológico del hospital San Pedro de Alcántara y está ilustrado por Triana Sánchez, una joven con dm1. Letras Cascabeleras ha maquetado los ejemplares y la psicóloga especialista en diabetes y en inteligencia emocial Susana Rico firma el prólogo. La finalidad de la publicación sigue siendo la misma que con el primer libro. Según detalla a este diario Montse Parrales, una de las autoras, quiere visibilizar y romper mitos. «La tipo 1 es una absoluta desconocida, es casi una enfermedad rara», asevera. La principal particularidad con respecto al otro tipo es que un paciente dm1 debe inyectarse insulina desde el diagnóstico. «Tienes que emular la función del páncreas y que llevar un control de azúcar continuo para evitar complicaciones a medio y largo plazo», destaca y añade que muchos diagnósticos o ‘debuts’ se realizan «en niños, algunos con meses». El problema se acrecenta en el colegio. «Tú tienes que llevar a tu hijo a la escuela y tienes que dejarlo allí con una incertidumbre», sostiene y asegura que aunque hay protocolos en los centros, «muchas necesidades no están cubiertas». elata la exigencia de la enfermedad para los cuidadores. «Es mucha presión para los padres, están los controles nocturnos, a veces un miembro tiene que dejar de trabajar, piensan que sobreprotegemos a nuestros hijos pero tenemos que estar pendientes», concluye. La presentación tendrá lugar este sábado a las 11.30 horas en el Museo Pedrilla que gestiona Diputación de Cáceres y contará con actividades para los más pequeños.