+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL CHEF RÁEZ SE CENTRARÁ EN LA COCINA DEL CASTILLO DE LA ARGUIJUELA

Relevo generacional en Torre de Sande

La nueva carta de verano se ha renovado debido a que los hijos de Ráez, César Pedro y Guillermo, regentan ya los famosos fogones del restaurante

 

Guillermo, César y César Pedro Ráez 8 El cocinero con sus hijos, los nuevos gerentes del restaurante. - FRANCIS VILLEGAS

CELIA GÁLVEZ
27/07/2018

César Ráez, responsable del restaurante y la tapería Torre de Sande, de la cocina del Castillo de la Arguijuela y del catering César Ráez, cede el testigo de su restaurante de la ciudad monumental a sus hijos César Pedro y Guillermo. Así lo señaló Ráez en la presentación de la nueva carta de verano, donde afirmó que el motivo de ese cambio de carta viene ligado al de la nueva etapa de la cocina del establecimiento.

A pesar de que en principio, en el encuentro iba presentarse una nueva carta de cara al verano, Ráez sorprendió con este anuncio del relevo de generación. Desde 1996, César y su familia tomaron las riendas de uno de los restaurantes más reconocidos de Cáceres. Ayer, 22 años después, tras el gran trabajo que han venido realizando, Ráez hizo pública la confianza que presta a sus descendientes y emocionado destacaba la labor que han efectuado sus hijos durante dos años y medio, dando comienzo así a una nueva etapa.

Aunque se haya realizado este relevo generacional el chef «no se apartará» y su trabajo «se centrará en el Castillo y en el catering», señaló César, ya que tiene entre manos proyectos interesantes para el Arguijuela. Pretende sacarle mayor rendimiento y poner el punto de mira en otro tipo de celebraciones, no solo en bodas.

En cuanto a los nuevos gerentes, César Pedro Ráez es el hijo mayor, lleva toda la vida aprendiendo de su padre y estuvo un tiempo formándose con Martín Berasategui. Asegura que dedicarse a la cocina ha sido la mejor decisión que ha tomado nunca y que «siguió a su corazón». Por otra parte, Guillermo, el más pequeño, se encuentra agradecido con la decisión de su padre y asegura que sin el equipo de cocina del restaurante nada sería posible. Además, estudió en Sevilla y ahora es especialista en repostería y postres.

En la misma presentación, la familia hizo público su primer vino. El proceso ha sido largo ya que primeramente, seleccionaron las parras, luego, tras un periodo de tiempo en una barrica francesa y demás cuidados, el esfuerzo se ha visto recompensado consiguiendo el tinto para carnes que buscaban. En la presentación aseguraron que «es un productazo».

Nueva carta

La nueva carta presenta cambios notables, aunque se conservan los platos más clásicos. César afirma que ha sido elaborada con «mucha preparación y enseñanza» por los que ahora rigen los fogones de la Torre de Sande. En primer lugar, se han basado en los clientes, seguido por la inspiración en la dehesa extremeña y finalmente han querido destacar su forma de vida familiar, su identidad a la hora de tratar el producto y, a fin de cuentas quieren «comunicar» este cambio generacional recordando lo que han aprendido de su padre, prácticamente desde que nacieron, sin olvidar las pinceladas francesas que posee la base de la cocina. «Es una carta divertida y con productos espectaculares», señaló César Pedro. Una enorme y diversa selección de unos platos cuidadosamente elaborados.

   
2 Comentarios
02

Por Kacere 12:25 - 27.07.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Pues tu te lo perdiste "MADRILEÑO"porque para bodas y eventos no existe nada igual que el Castillo.Si te vuelves a casar te lo recomiendo.

01

Por Madricacereño 9:48 - 27.07.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Dejé de frecuentarlo y recomendarlo en mi círculo madrileño cuando vas a la tapería y la variedad de vinos por copas es escasa. La carta de la tapería pide renovación. Opinión personal: cuando le conocí para hacer mi boda en el Castillo vi su ego desmedido, me fui con mi boda a otra sitio