+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

acto de constitución y toma de posesión en la diputación de Cáceres

Rosario Cordero sitúa el reto demográfico y el medio ambiente como ejes de su mandato

Revalida al frente de la institución con los 15 votos del PSOE y la abstención de PP y Cs. Apela al diálogo y tiende la mano a la oposición, a la que pide también «lealtad»

 

Rosario Cordero, flanqueada por los diputados Carlos Carlos Rodríguez y Javier Díaz Cieza, ayer tras ser proclamada presidenta de la Diputación de Cáceres. - ANTONIO MARTÍN

Rocio Cantero
30/06/2019

El reto demográfico y el medio ambiente como ejes de su segundo mandato con dos proyectos concretos a desarrollar a lo largo de los próximos cuatro años. Rosario Cordero (Cáceres, 1966) la alcaldesa de Romangordo y presidenta de la diputación de Cáceres en la pasada legislatura revalidó ayer al frente de la institución provincial, que dirigirá esta vez con una mayoría absoluta de 15 diputados que ayer, uno a uno, la fueron señalando a ella como su candidata a ocupar la presidencia. En la oposición, los nueve diputados del PP se abstuvieron como ya hicieran en 2015 y esa fue también la posición de Ciudadanos esta vez, después de que en la anterior legislatura votaran a favor de su nombramiento.

No hubo sorpresas en el guión de un acto caluroso y abarrotado: en el salón noble muchos se quedaron de pie, y los que lograron sitio se apretaban para maximizar el espacio de las bancadas. También se llenó el salón de acceso, en el que se instaló una pantalla gigante y sillas para que se pudiera seguir igualmente el acto.

Rosario Cordero estuvo arropada en su toma de posesión por el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, la presidenta de la Asamblea, Blanca Martín, la delegada del Gobierno, Yolanda Gacía Seco, el alcalde de Cáceres, Luis Salaya y el subdelegado del Gobierno José Antonio García, además de los consejeros aún en funciones José María Vergeles, Esther Gutiérrez y Begoña Carcía Bernal y el presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo.

El pleno, que duró algo menos de una hora, se inició con la constitución de la mesa de edad, que conformaron Paloma López González (alcaldesa de Saucedilla) y Álvaro Sánchez Cotrina (alcalde de Salorino). Ambos fueron los encargados de dirigir la toma de posesión de todos los diputados: como suele suceder, todos los del PSOE prometieron su cargo, mientras que los del PP (salvo Sergio Rey, alcalde de Madrigalejo) optaron por la fórmula del juramento. El diputado de Ciudadanos, Antonio Bohigas (concejal en Cáceres) también recurrió a la promesa.

Rosario Cordero fue proclamada presidenta de la Diputación de Cáceres al filo de las doce y media de la mañana. En un discurso de 20 minutos desgranó los ejes y retos para los próximos cuatro años, repartió agradecimientos y tendió la mano a la oposición «para avanzar más rápidamente hacia horizontes que nos son comunes». Le pidió también la misma «lealtad» que valoró haber recibido en la pasada legislatura. La presidenta de la diputación, que dijo afrontar la tarea «con una felicidad responsable», situó entre sus objetivos para esta legislatura, «mantener el foco del reto demográfico del medio rural» y pidió para ello un plan específico con la participación de todas las administraciones y las organizaciones privadas, para abordar el problema y ofrecer soluciones aprovechando «las oportunidades que tiene el mundo rural».

almaraz y el hospital/ También situó en la agenda las políticas medioambientales «que cobrarán toda la importancia que merecen esta legislatura», según dijo. Para ello y como primer paso planteó relanzar en los primeros meses de este mandato el Consorcio Medio XXI, para modelar la gestión del ciclo del agua e implantar sistemas de depuración donde sea necesario.

Junto a esos asuntos, Rosario Cordero lanzó un mensaje europeísta y se refirió además a otras cuestiones que tocará abordar. Por ejemplo, la creación de un plan de desarrollo para el entorno de Almaraz ante el cierre de la central nuclear; y también el destino que se dará al Hospital Provincial tras dejar de prestar servicio sanitario: «es uno de los grandes retos que nos presenta nuestro patrimonio y lo afrontaremos son rigor y valentía», aseveró.

El discurso de la presidenta fue valorado por los líderes de la oposición, que le reclamaron diálogo. El más tajante fue el diputado del PP, Alfredo Aguilera, que pidió a Cordero que vaya más allá y que transforme ese diálogo en «consenso real». «Se lo pedimos porque tenemos retos muy importantes para la provincia» añadió Aguilera, que aseguró que desde el grupo Popular «ofrecemos una oposición responsable y seria y nos ponemos a su disposición.

Por su parte el diputado de Ciudadanos, Antonio Bohigas, también pidió diálogo: «ojalá tengan la capacidad de hacernos partícipes a la oposición». Justificó la abstención «por coherencia» con la postura mantenida en el Ayuntamiento de Cáceres, que convirtió en alcalde a Salaya.

 
 
1 Comentario
01

Por LUGANI 11:47 - 30.06.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

¿ Estaría brindando por 2º viaje oficial al Caribe tras 'el éxito secreto' de su primero en anterior legislaturas...?