+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EL CRÉDITO, CON LA EXCEPCIÓN DE LOS FONDOS EUROPEOS QUE SON FINALISTAS, ES EL ÚNICO RECURSO PARA INVERTIR

Salaya tiene margen para acudir a una macrooperación de deuda

La deuda actual es de 10 millones. Se está muy lejos del límite que marca Hacienda. El gobierno local quiere financiar la reforma de Parras y San Antón, el cementerio, la recuperación del edificio del mercado de la Dehesa de los Caballos y el bloque C de la calle Ródano. Unidas Podemos vincula la negociación de los presupuestos a la evaluación previa del pacto que firmó hace un año con el PSOE. Amores está abierto a negociar si hay más gasto social y ayudas para los sectores afectados por el covid

 

Evolución de la deuda a largo plazo del ayuntamiento. - J. L. B.

Lo acertado sería que un ayuntamiento atendiese todos sus gastos con solo sus ingresos corrientes (lo que recauda de tributos, lo que recibe de transferencias de otras administraciones y el canon de empresas que tienen servicios en concesión). Debía bastar con eso. Pero la realidad es diferente. Al final se acude a créditos porque no hay fondos para pagar las inversiones. El alcalde, Luis Salaya, no lo hizo el pasado año. Evitó ir a una operación de deuda. Pero para 2021 no le queda otra si quiere invertir, ahora tiene margen para acudir a una macrooperación sin incumplir los límites que marca la ley de Haciendas Locales y además está suspendida la regla de gasto.

De ese crédito se está hablando con los grupos de la oposición en los contactos que el portavoz del gobierno, Andrés Licerán, y la edil de Economía, María Ángeles Costa, están teniendo para tratar sobre el presupuesto de 2021. Por ahora solo son contactos preliminares. Salaya necesita al menos sumar cuatro votos a los nueve de su partido para tener mayoría suficientes para sacar las cuentas de este año y no tener que seguir con la prórroga del presupuesto de 2020, unas cuentas que se elaboraron antes de la crisis sanitaria y económica causada por el covid.

En Badajoz van a cerrar una operación de crédito por importe de 19 millones para sufragar inversiones. Carmen Heras, con un crédito de casi 10 millones, y Elena Nevado, con otra operación de casi 6, también fueron a la deuda para pagar inversiones. Salaya se encuentra con una situación mejor que sus antecesoras. Heras se encontró con un consistorio con una deuda a proveedores que tuvo que atender y con muchos gastos que no tenían una aplicación en el presupuesto. Y Nevado se vio lastrada por el pago de expropiaciones millonarias a las que tuvo que responder en sus mandatos.

Salaya tiene un ayuntamiento más saneado, en parte gracias a la ley de estabilidad presupuestaria de 2012 y en parte también a que durante el segundo mandato de Nevado se fue recortando deuda con el remanente de tesorería. En 2020, ya con Salaya al frente del gobierno local, el remanente se tuvo que destinar a necesidades surgidas por el covid y a no tener que concertar una operación de deuda con Liberbank para la ampliación de los campos deportivos del barrio de Pinilla.

Pero el problema que tiene Salaya es el de la insuficiencia de ingresos corrientes. Desde el gobierno se ha anunciado que se cuenta con ingresos por valor de 70 millones de euros, en esos contactos no se ha desglosado cómo se llega a esta cantidad y si en ese cálculo entran fondos europeos del programa Edusi que son finalistas.

FONDOS / Si entran estos fondos, se estaría en unas cantidades parecidas a las del pasado año, pero con la gran diferencia de que en 2021 los gastos corrientes son mayores: el capítulo de personal sube por el aumento salarial del 0,9%, el de servicios también será mayor porque hay contratos, como los del autobús, limpieza y parques, que necesitan una partida mayor, y también sube el de las transferencias al necesitar un mayor presupuesto Asuntos Sociales y si se quiere dar ayudas a los sectores más afectados por la crisis: comercio, hostelería y autónomos.

Salaya tiene dos salidas para invertir: Los fondos europeos (desde el gobierno se confirmó ayer que se presentarán proyectos a los fondos de recuperación europeos, un dinero que es finalista, y además quedarían partidas del Edusi) y la deuda. La ley de Haciendas Locales permite la concertación de nuevas operaciones de deuda para invertir siempre que el capital vivo no supere el 75% de los ingresos corrientes liquidados. La deuda viva actual a largo plazo es de 10,8 millones de euros y en el último ejercicio liquidado, el de 2019, los derechos reconocidos netos de los capítulos de ingresos corrientes sumaban 67 millones de euros.

Hay margen, aunque desde el gobierno no se ha concretado en esos contactos con la oposición el importe del crédito. Sí ha expresado su pretensión de financiar actuaciones incluidas en el programa del PSOE, el derribo del bloque C o la recuperación del edificio del mercado de la Dehesa de los Caballos, y otras que han surgido en el último año, como una mayor inversión para la ampliación del cementerio o la semipeatonalización de Parras y San Antón, lo que obliga a reformar estas calles.

Ayer se mantuvieron contactos con los concejales que hace un año sumaron sus votos a los nueve del PSOE para sacar el presupuesto de 2020. El edil no adscrito Teófilo Amores mostró su disposición a negociar para facilitar que se cuente con un presupuesto para 2021. Amores planteó como dos de las necesidades prioritarias la de un mayor gasto en Asuntos Sociales, al menos «de un 20% superior» al de 2020, y ayudas a los sectores empresariales más castigados por la crisis. Hizo una reflexión sobre la necesidad de cara al futuro de revisar los gastos estructurales del ayuntamiento, entre ellos el capítulo de personal, porque hacen que el consistorio se quede sin fondos para la prestación de servicios. Y pidió al gobierno que tenga «una actitud abierta» con la oposición para que el acuerdo sea lo más amplio.

La posición de Unidas Podemos de cara a los presupuestos de 2021 dependerá de la reunión que el lunes mantendrá con el PSOE para evaluar el cumplimiento de los acuerdos que firmaron hace un año. En función de los resultados de esa reunión dependerá la disposición de Podemos para negociar los presupuestos de 2021, detalló su portavoz, Consuelo López. Sobre los primeros números que ayer presentaron Licerán y Costa, indicó que esperaba que fuesen peores, con ingresos por debajo de los 70 millones que presenta el gobierno en los encuentros que tiene con la oposición.

Hoy en el pleno de la corporación local se podrá vislumbrar el posicionamiento de PP y Cs cuando se debatan sus mociones sobre la concesión de ayudas a pymes, comercio y hostelería.

 
 
2 Comentarios
02

Por Carlos J. 14:03 - 21.01.2021

La historia de siempre: vienen los socialistas, se endeudan, no hay dinero para nada, viene el PP (o al que le toque) reduce gastos, quita deuda, vuelve el PSOE, nos endeuda... Y así infinitamente. Lo graciosos es que necesita endeudarse para invertir porque no hay dinero, pero con lo que hay que pagar de deuda cada vez se gasta más. En fin, todo lo que haga falta con tal de no reducir gastos. ¿De verdad una ciudad de 90.000 habitantes necesita 800 o 900 funcionarios municipales? ¿De verdad? ¿Y 25 concejales?

01

Por Edmundo Alrevés 12:19 - 21.01.2021

Su partido siempre ha sido un maestro en endeudarnos, con lo que nadie mejor para hacerlo, total el dinero público no es de nadie.