+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

SANIDAD PONE EN MARCHA EL PLAN DE CONTINGENCIA

El San Pedro de Alcántara destina ya tres plantas para ingresados con coronavirus

El área de salud de Cáceres es la que más presión hospitalaria soporta de toda la región, con 42 pacientes. El 21% de los positivos confirmados en Extremadura en los últimos ocho días corresponde a Cáceres. Ha sido necesario trasladar a enfermos al Universitario para hacer hueco, pero La Montaña no abrirá ahora

 

Una de las plantas del hospital San Pedro de Alcántara, centro de referencia del coronavirus en el área de salud de Cáceres, en una imagen de archivo. - FRANCIS VILLEGAS

Sira Rumbo Ortega
15/09/2020

El área de salud de Cáceres es la que más presión hospitalaria soporta de toda la región, donde los ingresos se han triplicado en una semana; pasando de 13 el lunes pasado a los 42 que notificó ayer la Dirección General de Salud Pública. Ya son tres las plantas destinadas en el hospital San Pedro de Alcántara para atender a estos enfermos, lo que ha obligado a comenzar a trasladar a pacientes sin covid al Universitario. Si se tienen en cuenta las cifras, la situación está aún lejos de lo vivido en marzo y abril, cuando llegó a haber más de 200 hospitalizados con coronavirus; pero lo cierto es que a día de hoy en el San Pedro de Alcántara solo se está utilizando una planta menos de las que se usaron entonces.

Tal y como informa Sanidad, en estos momentos los pacientes se encuentran distribuidos entre la primera planta, donde se ubica la Unidad de Cuidados Respiratorios Intermedios (UCRI); la segunda; la octava y la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), donde solo hay por el momento dos personas ingresadas. Los hospitalizados están siendo atendidos por los especialistas en Neumología y Medicina Interna.

La octava, que se encontraba cerrada, se reabrió a finales del mes de agosto precisamente por la tendencia al alza de los ingresos. Fueron los especialistas los que advirtieron a Sanidad la necesidad de poner en funcionamiento esta planta porque el espacio que se había destinado para los contagiados, un pasillo de la segunda planta, estaba ya colapsado. Se reabrió solo con diez camas pero con un espacio disponible para 22 hospitalizaciones. La planta está atendida por los especialistas de Medicina Interna, 16 enfermeras y 15 auxiliares de enfermería.

POR AHORA, EN UN HOSPITAL

Dentro del plan de contingencia, que está en marcha precisamente desde que se reabriera la octava planta, también se contempla la puesta en funcionamiento del hospital Nuestra Señora de la Montaña, como ya se hizo en la primera ola de la pandemia. Si bien Sanidad no descarta que se llegue a este extremo, sí advierte de que, por el  momento, no será necesario porque el volumen de pacientes que tiene actualmente el área de salud de Cáceres permite que puedan ser atendidos en el San Pedro de Alcántara, que es el hospital de referencia para el coronavirus en la capital cacereña.

En la última semana los contagios en el área de salud de Cáceres se han disparado. De hecho, el 21%  de los  nuevos positivos notificados en la región en los últimos ocho días corresponde al distrito cacereño. Esta situación ha obligado a Sanidad a restringir de nuevo las entradas y salidas de familiares en los hospitales, para frenar la propagación del virus. Desde ayer se han reforzado las medidas de seguridad para controlar el acceso y evitar así que haya un elevado tránsito de personas en el interior del complejo hospitalario. Además, debido también a la situación, tampoco se permitirá acompañar a pacientes que acudan a consultas o a realizarse pruebas diagnósticas, a no ser que sea estrictamente necesario (para acompañar a un menor o a una persona con discapacidad). Estas medidas, eso sí, solo afectan al hospital San Pedro de Alcántara.

CÁMARA TERMOGRÁFICA

Se está ultimando asimismo la instalación de los sistemas de control de acceso, que se colocarán en los dos hospitales de la ciudad. Tal y como informó este diario, se montará una cámara termográfica que medirá la temperatura de forma masiva a todas las personas que accedan al hospital (tanto familiares como pacientes). En caso de superar la temperatura (37,5 grados) saltará una alarma y se activará el protocolo. La persona será trasladada hacia un espacio restringido para ser valorada por especialistas, que decidirán si es necesario el aislamiento. También se controlará el acceso de los trabajadores, que pasarán ahora por unos tornos conectados a un termómetro facial. Solo se abrirán si la temperatura no supera el límite. En caso contrario, se activará también el protocolo.

La situación preocupa a las autoridades. El ayuntamiento ya hizo el pasado viernes un llamamiento a la responsabilidad, al que se ha unido ahora el colegio de médicos de Cáceres, que reclama que se impongan más restricciones a la vida social para frenar la propagación del virus. A su juicio, «la relajación en las medidas de protección e higiene, así como las reuniones y celebraciones familiares, están incrementando el riesgo». A ello hay que sumar -añaden- «las conductas irresponsables de los pacientes que, pendientes de los resultados de la PCR, no respetan la cuarentena».

Ante esta situación han decidido hacer un llamamiento a través de sus perfiles en las redes sociales en el que apelan a la colaboración y a la prudencia para que no vuelvan a repetirse las escenas de los meses de marzo y abril: «Dado el aumento preocupante de casos por coronavirus en el área de salud de Cáceres durante los últimos días, desde el colegio de médicos insistimos, una vez más, en la necesaria colaboración de todos para frenar este virus. Por eso, una vez más, pedimos prudencia y responsabilidad. Es necesario cumplir los protocolos establecidos y endurecer las sanciones de los pacientes positivos o que están pendientes de los resultados de la PCR y que no cumplen la cuarentena.  Las cifras no son buenas pero juntos podemos. Seguiremos cuidando de ti, pero necesitamos tu ayuda», advierte este organismo a través de su cuenta en las redes sociales.

Cs pide que se doten los hospitales de recursos humanos para combatir el covid

La portavoz del Grupo Municipal Ciudadanos (Cs), Raquel Preciados, demanda a la Junta de Extremadura «que atienda de manera inminente los servicios sanitarios perdidos en la ciudad, así como que dote al servicio de salud de Cáceres de los recursos humanos y técnicos necesarios que garanticen su calidad para combatir la pandemia». Para Preciados, el auge de los contagios en el área de salud es «preocupante», por lo que exige a Sanidad  «responsabilidad» con este asunto, para que en Cáceres no se vuelva a repetir lo vivido en la primera ola. «Consideramos que algo está haciendo mal cuando de nuevo nos encontramos en la ciudad con estos datos», apunta Preciados. Reclama así que se adquiera más material sanitario y que se lleven a cabo campañas de concienciación. La portavoz de la formación naranja critica además que aún no se haya abierto la planta de Cirugía Vascular y exige que se informe sobre la situación en la que se encuentra la segunda fase del nuevo hospital: «En octubre la Junta declaró que se encargaría a una empresa especializada y que tendría un plazo de ejecución de cinco meses. Ya han transcurrido 11 meses y no sabemos nada sobre el proyecto, por lo que exigimos transparencia con este asunto de máxima prioridad para los cacereños y agilidad en su ejecución».

Temas relacionados