+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EL MATERNO INFANTIL SE SITUARÁ A PARTIR DE SEPTIEMBRE EN EL EDIFICIO PRINCIPAL DEL HOSPITAL PARA DEJAR SITIO A SALUD MENTAL

Sanidad invertirá 120.000 € en reformar el San Pedro para reubicar el materno

Se ha encargado también el proyecto para diseñar cómo será la nueva unidad de Psiquiatría. Ya han comenzado las obras para adecuar la zona a la que se trasladará Neonatos y los quirófanos

 

Una imagen de archivo de una operación que se llevó a cabo en uno de los quirófanos que ahora serán utilizados por el Materno Infantil. - FRANCIS VILLEGAS

SIRA RUMBO
04/08/2019

La Consejería de Sanidad invertirá cerca de 120.000 euros en la reforma de las plantas del edificio general del hospital San Pedro de Alcántara para trasladar allí el Materno Infantil. Ya han comenzado las obras para la adecuación de la cuarta planta, donde se ubicará el servicio de Neonatos, que ejecuta Trazo, Técnicas de obra SL por 44.670 euros. En concreto se instalará en el espacio donde antes se encontraba la unidad de reanimación postquirúrgica, que se ha trasladado al nuevo hospital. Contará, tal y como ha anunciado el ejecutivo regional, con espacios amplios que permitirán albergar a padres y madres con gestantes con luz natural, con habitaciones individuales para garantizar la privacidad y con espacios de aislamiento.

También han empezado las mejoras en los quirófanos que existen en la quinta y en la sexta planta que, al ser los que mejor dotados están de todo el complejo hospitalario, serán utilizados por los servicios que presta el materno (Neonatología, Pediatría, Ginecología y Tocología). Así los de la quinta planta se adecuarán como sala de partos. Lo hace Servicios Extremeños de Mantenimiento de Infraestructuras SL por 39.627 euros. En esta planta estará también el área de hospitalización de Pediatría. Tal y como anunció el ejecutivo regional la nueva ubicación permitirá dotar a este espacio de luz natural, ya que en el lugar en el que actualmente se sitúa este espacio hace imposible que entre luz de la calle al conjunto de gestantes. Y las salas dedicadas a dilatación serán individuales, a diferencia de lo que ocurre ahora.

Por último se ha iniciado la obra de los quirófanos y las zonas comunes de la sexta planta, que serán utilizados para las intervenciones de cualquiera de los servicios del Materno Infantil (en esta planta se ubicará también el servicio de Tocología). Esta actuación la lleva a cabo Construcciones e Ingeniería Movilla Alonso SL y costará 34.223 euros. Todas las obras son contratos menores, por lo que se han adjudicado de forma directa. Durarán un mes. El objetivo es que todo esté listo en el mes de septiembre, cuando se lleve a cabo el traslado. La decisión de reubicar el Materno Infantil se toma para dejar sitio libre a la unidad de Psiquiatría, que se ubicará en el espacio que ahora ocupa este servicio. Se ha optado por esta situación porque garantiza las medidas de seguridad que requiere una unidad como la de salud mental, que necesita medidas especiales para prevenir conductas autolesivas y el riesgo de fuga, principalmente. Este espacio permite además un acceso directo desde la calle.

MÁS OBRAS / El materno también tendrá que adecuarse antes del traslado, para lo que se prevé invertir unos 800.000 euros. Por el momento el Servicio Extremeño de Salud ha iniciado el proceso para contratar a una empresa que se encargue de diseñar y valorar los cambios que necesitará el espacio, para lo que reserva una partida de 96.656 euros. Se ha propuesto su adjudicación a la empresa Zar Reformas y Construcciones Públicas y Privadas SL.

En concreto la unidad de salud mental se ubicará en la segunda planta del Materno Infantil. Tendrá nueve habitaciones dobles y cuatro individuales, de las que una será para ingreso de menores. Las puertas contarán con un ojo de buey para poder controlar a los enfermos en las habitaciones, se colocarán cristales de seguridad, se pondrán rejas en las ventanas y el control de enfermería se dotará de un cerramiento acristalado y de un sistema de videovigilancia para que puedan controlar desde allí a los pacientes. En los baños la fontanería será adecuada a este tipo de pacientes para proteger su seguridad y se cambiará, por el mismo motivo, la instalación eléctrica. La empresa tiene un mes para realizar el diseño. Después comenzará el proceso de adjudicación de la obra.

Los cambios previstos no han estado exentos de polémica. Los profesionales que atienden el Materno Infantil rechazan el traslado porque creen que la calidad asistencial que se presta a los niños se va a ver reducida. Consideran que los menores deben recibir una atención en zonas separadas de los adultos y en la nueva ubicación compartirán espacios comunes. Por eso los facultativos reclaman al área de medicina preventiva que lleve a cabo un estudio de los posibles riesgos que puedan surgir. Desde el Servicio Extremeño de Salud defienden que el traslado ganarán tanto los profesionales como los pacientes.