+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

El bombo

Toros y subvenciones

 

Los grupos de la oposición se han opuesto a subvencionar las corridas de toros en la plaza de Cáceres con el argumento de que es una empresa privada y por lo tanto debe atenerse a las reglas del mercado; unas veces se gana y otras se pierde. Pero según los cálculos de la empresa concesionaria las corridas de toros no son negocio en Cáceres sin una subvención dado el elevado coste de los animales y de los toreros a lo que se suma la escasa asistencia de aficionados.

Parece que lo que algunos llaman "fiesta nacional" no es tan nacional. Según otra empresa lo son y está dispuesta a programarlas con figuras y todo. Cosas del capitalismo. Pero la cuestión es otra: ¿ qué requisitos debe reunir un acontecimiento para ser subvencionado? Se escuchan con frecuencia frases lapidarias del tipo "El que quiera toros que se los pague", que bien puede aplicarse a cualquier otro caso: "El que quiera fútbol que se lo pague", "el que quiera WOMAD que se lo pague", "el que quiera procesiones que-" ¡Alto ahí! Por ahí no pasa un catovi hecho y derecho. La realidad, sin embargo, es que hay espectáculos y asociaciones que no pueden sobrevivir sin ayudas públicas y por lo tanto se impone la necesidad de establecer un criterio razonable para concederlas.

La concesión de subvenciones es una decisión política, es decir, que redunde en el beneficio de la polis, de la ciudad. Hay servicios deficitarios que debe prestar el ayuntamiento y que solamente puede ofrecer si los subvenciona de manera que será necesario calcular el retorno que proporcionan a la ciudad. Unas veces en publicidad, otras en afluencia de viajeros, no menos en aumento del acerbo cultural de los ciudadanos, los que fomentan el ocio y los hay también que dinamizan el entramado social.

Está claro que no todas tienen la misma importancia ni repercuten con el mismo beneficio ni hay dinero para todos y por lo tanto ¿ dónde y porqué se pone un listón? Eso es también una decisión política, como la de no poner listón o la de negar subvenciones y por lo tanto susceptible de ser juzgada por los ciudadanos en las urnas.

 
 
4 Comentarios
04

Por Pericon 11:02 - 17.04.2016

Ahora, para aquellos que piden que los anti-taurinos nos informemos, por ejemplo el señor que ha comentado anteriormente, quiero finalizar con una pregunta para vosotros. Es una pregunta muy simple, que llevo repitiendo durante un tiempo por estos lares pero nadie ha sabido responderme. ¿Cómo es posible que el número de empleos relacionados con el mundo taurino haya ido aumentando proporcionalmente durante los últimos 10 años proporcionalmente a la disminución de los eventos taurinos? Esto es una REALIDAD con datos oficiales ofrecidos por gobiernos pro-taurinos. ¿Qué restaurante, hotel, cafetería, pub, peluquería, mercería contrata más empleados cuando tiene menos clientes? ¿Cómo es posible que más de un 15% de toreros profesionales tengan más de 60 años? Yo no he visto ninguno. Yo tengo una respuesta evidente: la inmensa mayoría de estos eventos taurinos funcionan con subvenciones, al haber un menor número se engrosa falsamente el número de puestos de trabajo del sector para declararse no autosuficientes y así recibir estas subvenciones. Básicamente engañan, mienten, falsean datos para sobrevivir a una realidad, la muerte del sector. Que alguien me dé una alternativa a esta respuesta, a ser posible justificada. Un saludo.

03

Por Pericon 11:01 - 17.04.2016

¿De verdad pensáis que una corrida en Cáceres tiene una repercusión parecida? Ni por asomo. A esto hay que sumar algo que el Sr. Buenadicha ha comentado: es una decisión política, y como tal saben que pueden tener un coste. Grupos como Podemos no quieren festejos taurinos, de ninguna forma, retirar la subvención es una forma de ahogar estos festejos un poco más. Grupos como PSOE o Ciudadanos no les importa que haya toros, pero no quieren que se hagan con dinero público, algo que gran parte de sus votantes coinciden, más en la situación económica de los ciudadanos que piensan, como yo, que el reporte económico es insignificante. Es decir, toman esta decisión para no tener un coste político siguiendo, unos más y otros menos, sus ideales. No nos olvidemos de algo evidente: la sociedad no quiere toros, es una evidencia (excepto para los que prefieren apartar la mirada a la realidad). Cada vez son más repudiados, odiados, aborrecidos, o cuanto menos indiferentes. La sociedad lleva años cambiando y esto es una evidencia pues hace unos años este debate en esta ciudad estaría fuera de lugar.

02

Por Pericon 11:01 - 17.04.2016

Sr. Buenadicha, sin duda le tengo en alta estima. Me dio clases de filosofía en el Pacheco y sin lugar a dudas fue el mejor profesor con diferencia de todos los que hubo en ese centro. Alumno de colegio concertado de monjas con una fe cristiana muy arraigada, tras el paso por sus clases dejé de serlo. Y para aquellos que lean esto he de decir que fue totalmente respetuoso con la fe y las creencias, este señor tenía como máxime incentivo el pensar por nosotros mismos olvidándonos de los adoctrinamientos que hemos tenido desde pequeños. Pensé por mí mismo y tomé mi decisión personal. Esa misma forma de exponer los casos se aplica aquí donde saca a la luz (aún más) el debate, sin decirnos si es correcto o no la retirada de la subvención a los festejos taurinos. Ahora, y enlazo con el comentario anterior, si los últimos festejos fueron llenos completos, ¿Para qué se necesita subvención? ¿para llenar más algunos bolsillos? ¿No es suficiente con la recaudación? ¿Qué lógica tiene que un evento privado que según el comentario anterior son exitazos se subvencione con el impuesto de los ciudadanos? Esto es un sinsentido, se mire como se mire. La comparación que hacen algunos con otros eventos como WOMAD o las profesiones (que no me gustan ninguna de las dos tampoco) es demagogia barata, de cabezas poco pensantes, o de aquellos enrabietados que dan pataletas porque no van a tener su espectáculo sangriento. Tanto WOMAD como las procesiones y otros eventos o subvenciones no tienen una fase recaudatoria. Nadie paga por asistir al WOMAD, nadie paga por ir a las procesiones, sin embargo ambos eventos se llenan a más no poder, traen a gente de fuera de Cáceres, de fuera de Extremadura, de fuera de España. Son eventos que ponen un foco sobre la ciudad, que llenan los bares, los hoteles, que dan vida a la ciudad (nos guste el evento o no).

01

Por Hermano Menor 10:11 - 17.04.2016

En general, de acuerdo con usted, Buenedicha. Sólo señalar que lo de poca asistencia de aficionados a los toros, no se referirá a las dos últimas ferias con llenos de reventón todas las tardes. En años anteriores no fue así, porque el aficionado valora lo que le ofrecen y decide si pagar una entrada, que en los toros es cara, o no. En cuanto a las cofradías, la Semana Santa es la actividad que más reporta económicamente a Cáceres de todas las que subvenciona, y, de largo, es la que nos sale más barata, pues se reciben unos pírricos 21.000 euros, a repartir entre 16. Eso hablando de cofradías con ingresos de más de 30.000 euro al año, las qque menos, ya me dirá lo que supone. Documéntese antes de escribir, don Antonio, que tiempo tiene de sobra, o si no, pues no escriba.