+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

blog del cronista

Valdesalor (II)

 

No muy lejos de Valdesalor está la finca de Las Cerveras, dedicada a la explotación ganadera; se conserva una torre con matacán, a la que se añadieron otros cuerpos de edificio sin especial valor artístico. Se cree que se construyó en los siglos XVI o XVII, manteniendo un estado de conservación en la actualidad bastante deficiente. En el interior de la finca está la Casa de la Cachorra en muy buen estado al haber sido rehabilitada hace pocos años.

Cerca hay varias construcciones singulares: los Castillos de las Argüijuelas o Herguijuelas, el de Arriba y el de Abajo, que se ven desde la carretera a la altura del kilómetro 569 en dirección a Valdesalor. Fueron mandados construir con fines palaciegos y militares en los siglos XV y XVI por los nobles cacereños Diego de Cáceres Ovando y su hermano Francisco de Ovando. La tapia del segundo es del siglo XIX. Frente al castillo de Abajo se levanta una pequeña ermita dedicada a la Virgen de Gracia y Esperanza, cotitular de la cofradía cacereña del mismo nombre que realiza su estación de penitencia en la mañana del Viernes Santo, junto a Nuestro Padre Jesús de la Expiración de la Argüijuela, talla de autor desconocido y de finales del siglo XIV.

Otra construcción importante es el Puente Viejo de La Mocha, sobre el río Salor y a un kilómetro del pueblo. Tiene ocho arcos apuntados, tres de medio punto y dos desagües adintelados. Su procedencia es romana pero fue restaurado a lo largo de la Edad Media en diversas ocasiones ya que con motivo de las crecidas del río se deterioraba con frecuencia. Tiene una longitud de 106 metros, franqueado por pretiles dotados de fuertes estribos con 14 vanos de arcos apuntados; en la actualidad conserva bastantes sillares de época romana.

Tanto en el Puente como en la Vía de la Plata se han llevado a cabo actuaciones del proyecto Alba Plata, con trabajos de restauración, reconstrucción de tramos, limpieza, señalización con paneles e hitos de granito, catas arqueológicas, etc.

POR ÚLTIMO señalar el embalse del Salor, zona de alto valor ecológico porque por allí pasan innumerables especies de aves procedentes de países del norte de Europa, habiéndose llegado a catalogar más de 136 especies, forma parte de la ZEPA de los Llanos de Cáceres y su suelo es no urbanizable de protección especial Humedales. Además existen especies como la nutria que viven en el Embalse.

Os recomiendo una visita a Valdesalor y sus alrededores os encantará ya que están plagado de recursos histórico-artísticos y naturales de primer orden.