+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Cartas al director

 

25/10/2019

MIGRACIONES

Frontera presumida

Luis Cabaneiro Santomé

Lugo

Escapar de la miseria ignorando que te dirijes de nuevo a ella sin haberla nunca abandonado hace de la migración actual una lucha vital; son las fronteras del temor del hombre a perder un territorio que cree suyo ante la avalancha de seres humanos menos agraciados que amenazan su propiedad y conferir así legalidad a su expulsión, vendiendo como acogimiento humanitario lo que es asentamiento natural por necesidad; puso el hombre nombre a sus fronteras, a la menos problemática, terrestre, a la incómoda, fluvial y a la mimada, aérea, todas fueron queridas menos la que nadie apadrinó por separar razas, economía y sociedad, la llamaron humana pero la apodaron presumida por mirarse en un espejo que refleja el perfil egoista del planeta, el que evita con argumentos económicos y sociales que le cojan lo que le sobra.

REFLEXIONES

El amor no tiene precio

Javier Gómez

Zaragoz

Hace muchos años, una preciosa chica me regaló una cajita roja con un lacito dorado. No venía a cuento por nada en especial, ya que no era ninguna fecha señalada, por lo que mi sorpresa fue mayor. La abrí mientras ella me miraba con esos ojitos de inocencia abrumadora esgrimiendo una sonrisa. Dentro no había nada. Y después de unos segundos de silencio y mi gesto de interrogación, me dijo: «Si miras con los ojos verás la cajita vacía, pero si miras con el corazón verás que dentro hay un beso, un beso que te doy y que será siempre para ti».

Ha pasado mucho tiempo, pero no he olvidado la lección, y más ahora, que desgraciadamente todo se compra con dinero, que solo se piensa que cuanto más caro es el regalo más te quieren. El querer no debería comprarse, pero muchas veces lo hacemos, o nos dejamos.

IRÁN

Fortaleza femenina

María Vilaplana

Molins de Rey

El partido de fútbol de la selección de Irán contra Camboya fue un nuevo ejemplo de resistencia y fortaleza de las mujeres de este país. A pesar de que siento rabia contra las leyes de un país que considero que oprimen fuertemente a la mujer en muchos aspectos, me emocioné al ver las imágenes y al leer sus palabras, llenas de esperanza y felicidad. Madres, hijas, pero también fanáticas del fútbol y de su país.

Pese a las restricciones, siguen luchando para cambiar el statu quo y demostrar de lo que son capaces. Además, el gesto de los futbolistas representa una gran muestra de respeto, donde el sexo opuesto es capaz de ver y agradecer todo lo que aportan las mujeres. Un pequeño paso muy lejos de lo que yo entiendo como aceptable, pero aquel día hubiera dado cualquier cosa para poder estar con ellas en las gradas.