+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

está atendido por siete personas

Coria dispone de un centro de hemodiálisis para 90 pacientes

 

Un momento de la inauguración del centro de hemodiálisis. - NIEVES AGUT

elperiodicoextremadura.comelperiodicoextremadura.com 12/01/2010

Coria dispone desde hoy de un centro de diálisis con capacidad para 90 pacientes y en el que trabaja un equipo multidisciplinar de siete personas.

Según informa la agencia Europa Press, la consejera de Sanidad y Dependencia de la Junta de Extremadura, María Jesús Mejuto, y el alcalde de Coria, Juan Valle, inauguraron este centro de diálisis, en un acto al que también asistieron el presidente de ALCER Cáceres, José Antonio Sánchez Lancho, y el director general de Fresenius Medical Care, Ricardo Arias-Duval.

Coria cuenta con 17 pacientes en tratamiento de diálisis.

La inversión supera los 550.000 euros y tiene 15 puestos de diálisis y una planta de tratamiento de agua, lo que permitirá tratar hasta 90 pacientes

Con la puesta en marcha de este nuevo centro, concertado con el Servicio Extremeño de Salud y perteneciente a la compañía Fresenius Medical Care, se materializa el objetivo de "acercar el tratamiento de diálisis al domicilio de los pacientes, disminuyendo así su tiempo de traslado y aumentando, por tanto, su bienestar".

Se trata de la séptima clínica que Fresenius Medical Care abre en Extremadura, cinco de ellas en la provincia de Cáceres.

1.000 extremeños están diagnosticados de padecer enfermedad renal, de los cuales más de 350 están trasplantados, cerca de 600 están en tratamiento de hemodiálisis y alrededor de 80 en diálisis peritoneal.

De estos enfermos, aproximadamente 400 corresponden a la provincia de Cáceres, de los cuales más de 130 están trasplantados, unos 210 están en tratamiento de hemodiálisis y 50 en diálisis peritoneal. La enfermedad renal crónica es una patología que afecta al diez por ciento de la población (20 por ciento de los mayores de 65 años), si bien se trata de un trastorno muy infradiagnosticado, ya que se manifiesta cuando está muy avanzado.