+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

VINCULADOS A LA EXPLOSIÓN DEL CIBERCAFÉ

Cuatro terroristas y un policía marroquí mueren en una cadena de explosiones en Casablanca

 

Familiares y miembros de equipos de emergencia meten en una ambulancia a una mujer herida. -

AGENCIASAGENCIAS 10/04/2007

Un tercer kamikaze se ha suicidado esta noche en Casablanca, causando heridas a cinco personas, entre ellas dos policías. Según han informado fuentes policiales, el terrorista ha detonado la carga explosiva cuando ha visto que no podía escapar del cordón policial.

Otros tres integrantes de su célula también han fallecido a lo largo de la jornada de hoy: dos de ellos se han suicidado mientras que otro ha muerto por los disparos de los agentes.

A primera hora de la tarde, un kamikaze ha matado a un policía marroquí al hacer estallar la bomba que llevaba encima. La explosión, en la que también ha muerto el terrorista, ha sucedido en el barrio de El Fida, horas después de que otro suicida se quitara la vida y de que la policía abatiera a otro hombre que iba a activar su cinturón de explosivos.

Según fuentes policiales, el kamikaze que ha muerto esta tarde era el tercer terrorista que había logrado huir de los agentes por la mañana. Este se ha lanzado de una terraza haciendo estallar la carga explosiva que llevaba cuando se ha visto rodeado por las fuerzas del orden.

Dos identificados

Los fallecidos hoy formaban parte al parecer de la célula que causó una explosión en un cibercafé de Casablanca el pasado 11 de marzo, donde murió el terrorista y resultaron heridas cuatro personas.

La policía marroquí ha identificado a los dos fallecidos esta mañana. El que ha sido disparado por la policía es Mohamed Mentala, alias Warda, mientras que el otro es Mohamed Rachidi.

Según fuentes policiales, Mentala estaba en busca y captura desde el año 2003 por su supuesta relación con los atentados de Casablanca, en los que el 16 de mayo de ese año murieron 45 personas. Tanto él como Rachidi estaban siendo "activamente buscados", según las fuentes, por su supuesta implicación con la explosión del cibercafé.

Célula en fase de formación

Desde entonces la policía marroquí ha detenido a 31 personas, a las que se ha acusado de pertenecer al grupo terrorista al que supuestamente estaba vinculado tanto el suicida que murió en el cibercafé, como los tres terroristas que han fallecido hoy en Casablanca.

Las autoridades marroquís creen que esta célula terrorista estaba aún en fase de formación, y que los explosivos que utilizaban eran de fabricación casera. Esta célula terrorista, según la policía marroquí, había acumulado decenas de kilogramos de explosivos en un apartamento de la ciudad con los que pretendía atentar contra el puerto de Casablanca y contra cuarteles de los diferentes cuerpos de seguridad marroquís.