+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Billy Bragg, cantautor: "El fútbol me ayuda en el proceso de componer"

 

El británico Billy Bragg, siempre combativo en su visión de izquierdas del mundo. - Foto: REUTERS

JUAN MANUEL FREIRE
26/03/2013

El cantautor Billy Bragg (Barking, 1957) es conocido y muy célebre por sus canciones políticas (de izquierdas), aunque también sabe escribir sobre relaciones. Algo que queda especialmente claro en Tooth & nail , recién estrenada colección de canciones grabada de forma impulsiva, en menos de una semana, en el estudio en California del afamado cantante, compositor y productor Joe Henry. Cambiando su habitual rol frontal, Bragg quiso colaborar en los arreglos con Henry y el puñado de músicos talentosos que habitúan a trabajar con él: Greg Leisz (también colaborador de Bill Frisell, Matthew Sweet) en la pedal steel, Patrick Warren en los teclados, Jay Bellerose en la batería y David Piltch en el bajo.

Primer disco del artista en cinco años, Tooth & nail se abre con January song , en honor de su madre, fallecida de cáncer de páncreas. Esta pérdida --junto a otra no tan específica-- marca el humor general de una obra reflexiva y madura, seguramente entre las mejores que haya entregado el compositor de New England. Hablamos por teléfono con el siempre comunicativo Bragg sobre asuntos personales, la red de redes y la influencia catalizadora del fútbol a la hora de componer canciones.

 

--Espero que no le siente mal esto que voy a decirle. Pero de Tooth & nail me ha sorprendido, sobre todo, su humildad.

--No me sienta mal en absoluto; estoy de acuerdo- Mis últimos años se han basado en la reflexión y creo que ese ha sido el resultado. Cuando superas los 50, que yo veo algo así como el ecuador de la vida, es el momento de hacer cómputo, aunque no quieras. Te preguntas: '¿Qué hago? ¿Quién soy?' Son preguntas difíciles de contestar, especialmente en un mundo tan confuso como el de ahora.

 

--Es cierto, estamos en un mundo desconcertante. Pero si envejecer es difícil, imagínese crecer.

--No quiero ni pensarlo. Las jóvenes generaciones viven en un mundo absurdamente competitivo, sin esperanzas y sin dinero, en la peor crisis económica en siglo y medio. El libre mercado se ha convertido en una religión fundamentalista. Lo que me da pena es que, en esta situación, muchos jóvenes compositores han dado la espalda a la realidad para conformarse con el cinismo, algo que no puede ser positivo.

 

--¿Por eso ha grabado el disco tan rápido? ¿Cuestión de presupuesto?

--No, no tiene nada que ver. Yo podría haber estado ahí cuanto quisiera. Pero fue idea de Joe Henry grabar las voces en la primera toma, y en lugar de hacerlo de forma separada, hacerlo con el grupo tocando al mismo tiempo. Es todo producto de la inmediatez. Y me alegro de haberlo hecho así. En realidad, estoy deseando poder volver a repetir la experiencia, grabar de nuevo con estos chicos.

 

--Es un disco con letras sobre relaciones, más que sobre política.

--Así es, en parte por el estado de ánimo al que me refería antes. Pero también porque las canciones políticas ahora prefiero difundirlas por la red. Antes escribía una canción sobre la huelga minera de 1984-1985 y tenía que esperar un año para que la gente la escuchara; para entonces quizá no era útil. Ahora, gracias a la red, puedes grabar una canción y que la escuche todo el mundo al instante.

 

--También la pérdida de su madre le ha influido.

--No tanto la pérdida como todo lo que vino después. Ir a su casa, recoger sus cosas, poner orden en todo aquello, clasificar los recuerdos- Y los días posteriores a esa visita. El estado de reflexión profunda en que te hundes, que te lleva a pensar sobre tu lugar en el mundo; para qué estás aquí.

 

--Volviendo al tema de internet, no sé por qué, no le hacía tan partidario de ella.

--Depende sobre qué me pregunte. Realmente ha cambiado la forma en que los músicos escriben sobre política. En los viejos tiempos, tu única forma de expresarte era plantarte ante un público; ahora puedes colgar un vídeo en Youtube. A veces, tus acciones pueden ser tan importantes como las de Bradley Manning el soldado acusado de filtrar cientos de miles de documentos secretos a Wikileaks- Pero, por otro lado, a veces la respuesta del público se limita a poner un like.

 

--Es decir, el efecto internet está sobrevalorado.

--Nadie te va a sacar de gira por tus entradas en Facebook. Internet es el medio que define a una generación, pero no sirve como crédito para nada. Si eres músico, antes o después tendrás que plantarte delante de un público y demostrar cuanto vales; todo eso no lo va a cambiar Facebook. La red es un poco como el tiempo, tiene dos caras. Cuando hace calor, es hermoso, y cuando hace frío, mejor protegerse de la intemperie.

 

--Tengo curiosidad por la canción No one knows nothing anymore , segunda del disco y una de mis favoritas personales. ¿Es cierto que está inspirada por el Gran Colisionador de Hadrones?

--Más que sobre el GCH en sí mismo, por lo que conlleva: la búsqueda insensata de significado por parte del hombre. Cuando los políticos te decepcionan tanto, los humanos solemos mirar hacia entidades superiores. Bueno, en realidad no hablo de un Dios, sino de algo superior a un nivel abstracto. Algo que esté por encima de los políticos, que no es difícil.

--¿Cómo suele inspirarse para hacer canciones, qué le anima en cada momento?

--Leo los periódicos, veo la televisión, de una forma que realmente me implique, no que me adormezca. En realidad hay un centenar de maneras de hacer una canción. Pasear al perro también sirve para tener ideas.

 

--Según ha comentado en alguna ocasión cantautora canadiense Neko Case, las mejores canciones siempre aparecen- mientras friegas los platos.

--Eso se dice, también. Es cierto. A mí no me pasa demasiado fregando los platos, pero sí mientras miro el fútbol es seguidor del West Ham. Los procesos creativos son extraños y, a menudo, la mente trabaja mientras tú crees que no lo hace. El fútbol me ha dado grandes alegrías en este sentido.