+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

VALSES Y POLKAS EN EL MUSIKVEREIN

La delicadeza de Muti da la bienvenida al nuevo año

El alemán Christian Thielemann será el encargado de dirigir a la Filármonica de Viena en el concierto del 2019

 

El maestro italiano Riccardo Muti dirigiendo el concierto de Año Nuevo de Viena. - HANS PUNZ

EFE / JORDI KUHS
01/01/2018

Al ritmo de valses y polkas de los Strauss, siempre bajo la batuta del veterano director italiano Riccardo Muti, la Orquesta Filarmónica de Viena ha dado una alegre y a su vez delicada bienvenida al año 2018.

El público de la Sala Dorada del Musikverein de Viena ha presenciado un Concierto de Año Nuevo, el 78 desde su estreno en 1939, con siete piezas inéditas, entre ellas, obras conocidas como el 'Galop de Guillermo Tell', de Johann Strauss padre. El programa ha destacado por su optimismo y ritmo alegre, como han reflejadon algunas polkas rápidas y despreocupadas, como la marcha inicial de la opereta 'El Barón Gitano', de Johann Strauss hijo, o la polka 'Leichtes Blut' (Sangre liviana), del mismo compositor.

La batuta de Riccardo Muti ha marcado además la cuadrilla de 'Un Baile en Máscara', de Johann Strauss hijo, pieza inspirada en la ópera del mismo nombre de Guiseppe Verdi, un claro guiño del maestro napolitano a la música de su país. Esta era la quinta vez en que Muti dirige el tradicional concierto de valses, después de hacerlo en los años 1993, 1997, 2000 y 2004.

BELLEZA Y BUENOS VALORES

El director, todo un ídolo en Viena, cuenta con una larga relación de casi medio siglo con los filarmónicos de Viena, orquesta de la que aprendió valorar y querer la música de los Strauss. "El humor, la tristeza y la nostalgia están todos en la música de los Strauss. Debemos darle al mundo un sentido de belleza, y todos sabemos cuánto necesita el mundo la belleza y los buenos valores", apuntó Muti hace unos días en la presentación del concierto.

Entre el público en el Musikverein estaba no solo la cúpula del Estado y Gobierno austríaco, sino también, como invitados de honor, varios líderes europeos. El primer ministro de Holanda, Mark Rutte, ha presenciado el concierto en la platea junto al flamante y joven canciller federal austríaco, el conservador Sebastian Kurz, de 31 años, quien acaba de formar una controvertida coalición de Gobierno con la extrema derecha. En el palco presidencial, junto al presidente federal de Austria, el ecologista Alexander Van der Bellen, estaban la presidenta de Estonia, Kersti Kaljulaid, y su homólogo de Bulgaria, Rumen Radev.

DE LAS PALMAS A LAS OVACIONES

El programa regular del Concierto de Año Nuevo 2018 ha terminado con la conocida y enérgica polka 'Eingesedet', de Josef Strauss, un hermano de Johann Strauss hijo. Después, como todos los años, no pudieron faltar 'El Danubio azul', creado hace más de 150 años por Johan Strauss hijo, y el cierre obligatorio con la 'Marcha Radetzky', de Johann Strauss padre, acompañada por las rítmicas y frenéticas palmas del público, que pasaron luego a largas ovaciones.

Coincidiendo con el final del concierto, la dirección de la Orquesta Filarmónica ha anunciado en un comunicado que el Concierto de Año Nuevo 2019 será dirigido por el maestro alemán Christian Thielemann, de 58 años, actual director jefe de la Orquesta Estatal Sajona de Dresde y responsable artístico del Festival de Semana Santa de Salzburgo.

Buscar tiempo en otra localidad