+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ENTREVISTA

Paco Suárez: "Hay historia del flamenco extremeño que no se conoce"

Compositor y director de orquesta

 

El director de orquesta en una actuación. - CEDIDA POR EL ARTISTA

Paco Suarez, compositor y director de orquesta - CEDIDA POR EL ARTISTA

En apenas 8 minutos, el compositor y director de orquesta Paco Suárez recrea la historia intrínsica de la Plaza Alta de Badajoz. Una 'fantasía' por jaleos extremeños que forma parte de una Suite Flamenca Sinfónica y con la que ha cumplido, parte de un sueño: “Hace una año me propuse componer la primera “Suite Flamenca Extremeña” para Orquesta Sinfónica y ésta es la primera muestra. Esta Suite o 1º Concierto Sinfónico Flamenco Extremeño consta de cuatro Piezas: “ Plaza Alta”, 'Feria de San Miguel', 'Gitano y de Badajoz' y una cuarta que aún no tiene título” nos detalla Suárez. La que les escribe, a tenido el honor de ponerle las palabras a este trabajo, que el director de la European Romani Symphonic Orchestra ha puesto en marcha: “Suárez nos recuerda quienes somos y nos enseña a donde vamos. Maestría en una orquesta que nos guía y nos muestra el camino” le escribía. Y es cierto. A través de una composición sinfónica de cuerdas, vientos, percusión  Suárez nos traslada al zoco musulmán, al mercado de la Edad Media, a la Torre de Espantaperros, a la Judería, a las corridas de toros, de cintas y cañas. A las funciones teatrales, a las veladas de San José..., en definitiva, a esta Plaza de enjundia y tronío, lugar de encuentro de gitanos y payos, comercio de arte y folclore, y de préstamos musicales. De bodas romaníes, de fiestas, de tratos, de caminos recorridos, de descanso, labranza, de tangos y jaelos. Plaza que abraza a Badajoz, y a Extremadura. Pasen y lean.

 

--¿Qué ha sido lo más complicado de esta 'Plaza Alta'?

 --Bueno, lo más difícil, al menos para mí, cuando te planteas una nueva composición es la narrativa, es decir, ¿Qué quiero contar con la música? ¿Qué pretendo que el oyente adivine y sienta al mismo tiempo? Tengo que hacer una estructura, un plano mental en el que voy configurando idea tras idea y al mismo tiempo ubicando cada situación en el contexto musical adecuado. Por ejemplo, cuando cualquiera ve por primera  vez la Plaza Alta, por su estructura ornamental y arquitectónica, siente la presencia árabe en ella y esa es la primera visión que planteo en esta composición: la llegada de los árabes a nuestra tierra y plasmo la música con sonidos, armonías y melodías árabes que me transportan a los primeros pilares de construcción de la propia Plaza y así, idea a idea, visión tras visión, se va confeccionando esta obra musical que se desarrolla entre distintas épocas históricas como si fuera un poema, que intento reflejar a lo largo de los 7´25 minutos de su duración.

 

--En el proceso de creación, e investigación de esta pieza, ¿has descubierto algo nuevo sobre la Plaza Alta?

--Siempre se descubre algo nuevo en las investigaciones.  Conozco muy bien esa plaza porque aunque no he nacido en Badajoz, tuve la oportunidad de vivir en la capital durante mi juventud. La Plaza Alta y su entorno, San Juan, eran los lugares de referencia de entonces por lo que aún tengo impregnado los olores y colores de una época en la que fui muy feliz, por lo que he vuelto a evocar momentos vividos como aquel gran concierto que se desarrolló en la Plaza Alta en 1976, 'Noche Gitana Extremeña' en la que las mejores figuras del flamenco se dieron cita en un ese magnífico escenario: El Moro, EL Peregrino, Juan Salazar, La Marelu, el gran Porrina de Badajoz y muchos de  los que hoy mantenemos viva  la antorcha del flamenco en nuestra Extremadura. Por tanto. no solo he descubierto nuevos aromas si no que he recordado mis vivencias. Esta obra musical es mi homenaje sincero y personal a esa Plaza Alta que forma parte de nuestra historia.

 

--¿Qué tiene de payo y de gitano este nuevo trabajo?

 --Pues, de gitano mucho, muchísimo por muchas razones. Una que la música es de un compositor gitano por lo que ya está bien marcada la tendencia musical a través de los estilos que los gitanos hemos creado en nuestra tierra. Los Tangos y Jaleos son nuestra seña de identidad junto con los Fandangos, aunque en concreto esta obra musical, se desarrolle dentro de una Fantasía por Jaleos Extremeños. Otra que es un claro homenaje a todos los gitanos que han nacido y desarrollado su infancia  entre esas murallas. Recordemos que allí vivían la mayoría de gitanos a mediados del siglo pasado; así la Plaza guarda el aroma que las familias gitanas han dejado impregnadas en el aire. Por otro lado, esta plaza Alta tiene de payo lo que les ha tocado vivir a los no gitanos e ella. En ella vivían también muchos payos que nacieron también allí y mantenían sus vidas en sus casas, en sus pequeños negocios,  convivieron, pasando alegrías y tristezas al lado de los gitanos así que de payo también posee esta obra. Se dejan oír los sones de las canciones del folklore extremeño que allí se cantaban al mismo tiempo que el flamenco. También es mi homenaje a esos “no gitanos” que han contribuido a que nuestra riqueza musical es la que es, que no es poco ni cualquier cosa.

 

--¿Es la primera pieza de lo que será un trabajo más amplio?

--Le puedo confirmar que sí. Hace una año me propuse componer la primera “Suite Flamenca Extremeña”,  para Orquesta Sinfónica y ésta es la primera muestra.  Esta Suite o 1º Concierto Sinfónico Flamenco Extremeño consta de cuatro Piezas: 'Plaza Alta', 'Feria de San Miguel', 'Gitano y de Badajoz' y una cuarta que aún no tiene título. Los Tangos extremeños que tiene por título “Feria de San Miguel” es mi homenaje personal a la Feria de Zafra. En esta ciudad y con su gente he vivido acontecimientos musicales y personales que han formado mi vida. Si Dios quiere pronto tendré compuesto el resto de esta 'Suite Flamenca Extremeña' que reflejara la esencia musical de Extremadura.

 

--¿Qué nuevos proyectos tienes con la European Romani Symphonic Orchestra?

--La verdad es que son malos tiempos para todos y para todo. Esta etapa del Coronavirus nos ha dejado sin ningún tipo de recurso para poder ofrecer conciertos y actividades musicales. Para este año tenía dos conciertos en Bucarest , un concierto en Laciano (Italia) y otro en el Auditorio Nacional de Madrid el 8 de abril pero no se han podido realizar ninguno y para el resto de año ya no  se programa nada.

 

--Desde Madrid, ¿cómo se ve el flamenco Extremeño?

--Hay historia del flamenco  extremeño que no se conoce. En Madrid los grandes triunfadores del flamenco en los años 60 fueron todos extremeños. Empezando por Porrina de Badajoz, el Moro, La Marelu, Ramón el Portugués , Guadiana, o Juan Salazar. Eran los grandes artistas de la época en Madrid junto con otros artistas no extremeños, claro está. Ellos eran los triunfadores de los tablaos de las noches madrileñas, ellos eran los invitados a las grandes fiestas particulares, ellos eran los que grababan discos y hacían sus giras y actuaciones y esto no es de dominio público, por tanto respondiendo a tu pregunta fíjate como se veía el flamenco extremeño... en lo más alto. Con el paso del tiempo , hoy día, estos puestos están ocupados por artistas de otras regiones pero no olvidemos que nuestro flamenco extremeño esta muy bien, ¡pero que muy bien representado! por Kaíta, Alejandro Vega, Ostalinda Suarez, Miguel de Tena, Celia Romero, Pajares, El Nene,  Esther Merino , Juan Manuel Moreno , Javier Conde, el Musi, Paulo y Carmen la Parreña, Los Vargas, y Pakito Suarez “El Aspirina” entre muchos otros. Así tenemos asegurado nuestro futuro flamenco en cualquier escenario.

 

--¿La covid le ha hecho plantearse la música de otra manera?

--Pues la verdad que si. He pensado que si el futuro de los conciertos y actuaciones esta tan mermado que es imposible vivir como antes, habrá que resurgir de algún otro modo y tal vez por eso ahora estoy inmerso en la  composición musical, con artículos en revistas , con clases y cursos en Universidades etc. Sinceramente, por el momento, veo difícil volver a aquellos grandes conciertos con Orquestas Sinfónicas por Europa, pero mantengo la esperanza de un tiempo mejor porque después de la tempestad viene la calma.

 

--Sus hijos también artistas, ¿se siente orgullosos de haberlos enseñado a través de la música?

--Mira, todos los padres tenemos debilidad por nuestros hijos, pero si además comulgan con tus ideas artísticas y culturales y además se dedican como profesión a ello, no se puede pedir más. Doy gracias a Dios y a la vida por los dos hijos que me han dado: una Ostalinda con esa templanza en su música y en su manera de interpretar tan elocuente por su gitanidad musical, y Pakito por sus altas habilidades musicales, inteligencia  interpretativa en diversos instrumentos, y adaptación a estilos y formas.Mis hijos son el complemento que necesito para componer porque al final son los jueces de mis composiciones. ¡Y no olvidemos a mis nietos/as que son el futuro de mi generación musical y van por buen camino!, en su momento lo veremos.