+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CINE

Liam Neeson regresa como justiciero, esta vez con humor

El actor protagoniza 'Venganza bajo cero', un remake de un thriller escandinavo dirigido por Hans Petter Moland

 

’Venganza bajo cero’. -

BEATRIZ MARTÍNEZ
27/07/2019

Hace cinco años, el director noruego Hans Petter Moland presentó en el Festival de Berlín Uno tras otro, un 'thriller' inscrito dentro de los códigos del 'noir' escandinavo protagonizado por su actor fetiche, Stellan Skarsgård y por el recientemente desaparecido Bruno Ganz que fue definido como un cruce entre los hermanos Coen y Tarantino por su capacidad de utilizar el humor más negro en los momentos cotidianos más inesperados.

Ahora, el propio Hans Petter Moland firma con Liam Neeson como protagonista un 'remake' americano de esta película trasladando los paisajes y la idiosincrasia nórdica a la zona de Colorado, con las Montañas Rocosas de fondo y toda una tradición de pueblos indígenas a sus espaldas que perdieron su tierra para ser convertida en hoteles de lujo y pistas de esquí.

Queríamos sumergirnos en la parte más salvaje y atávica de una zona dominada por una naturaleza indómita, en la que el comportamiento humano se vería influido por ese primitivismo, cuenta el director durante su visita a Madrid para presentar la película. La civilización frente al pasado de una tierra sin ley.

En Venganza bajo cero Neeson recupera el papel de héroe cotidiano que se ve inmerso en una espiral de violencia y venganza de la que no puede escapar. Interpreta a Nels Coxman, que trabaja conduciendo una máquina quitanieves y lleva una vida tranquila junto a su mujer (Laura Dern) y su hijo hasta que este aparece muerto en extrañas condiciones. Sus pesquisas irán llevándole de sitio un a otro hasta desembocar en el líder de un clan de narcotraficantes al que se encargará poco a poco de ir liquidando.

Es esta otra película de venganza de Liam Neeson, un género en el que el actor parece haberse especializado? No, y todo gracias, como dice el propio actor, al sentido del humor que emana de su guion.

Cuando decidí hacer esta película, mi ambición original era desafiar al género a través de la sátira y la ironía. También quería burlarme de esos personajes tan característicos del thriller que se creen muy importantes y que son invencibles. En realidad, es una fábula sobre lo absurda que resulta la venganza. Menos mal que las mujeres y el niño de la película entienden que no sirve para nada, cuenta Hans Petter Molan.

Pequeños obituarios

Cada vez que en Venganza bajo cero muere un personaje, una cruz blanca sobre fondo negro con su nombre aparecerá en la pantalla, dando sentido al concepto de bodycount y de paso, un poco de dignidad a los fallecidos. En la mayoría de las películas de acción, la gente muere de izquierda a derecha y se consideran daños colaterales. Es cierto, todos los que mueren son despreciables, pero al fin y al cabo son seres humanos, así que les dedicamos un pequeño obituario, bromea el director.

Ahora que han pasado 25 años del estreno de La lista de Schindler, Liam Neeson reconoce que nunca se sintió del todo cómodo con su personaje. Era como si tuviera tres piernas durante todo el rodaje. Es una película extraordinaria, pero no me sentí nunca identificado con este hombre. Y con toda la nómina de justicieros que encarna últimamente?

No quiero parecer superficial con el tema de la venganza, continúa Neeson. Yo crecí en Irlanda del Norte, sé lo que es el odio, he vivido los años de terrorismo más crudos. Muchos amigos se implicaron en la lucha armada y terminaron destruidos. Como sociedad deberíamos tener claro que la venganza no funciona, no es una opción. Para terminar, el actor cita una frase de Marco Aurelio, nada menos, para apoyar su reflexión: Peores son las consecuencias del enfado que sus causas.