+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ÓBITO

Muere Joao Gilberto, uno de los padres de la bossa nova

La leyenda brasileña falleció la noche del sábado a los 88 años en su casa de Río de Janeiro

 

Muere Joao Gilberto, uno de los padres de la bossa nova -

El Periódico
07/07/2019

El compositor brasileño Joao Gilberto, considerado como uno de los padres de la bossa nova, falleció este sábado en su casa de Río de Janeiro a los 88 años. Su hijo Joao Marcelo lo confirmó en redes sociales con el siguente mensaje: "Mi padre ha fallecido. su combate era noble, intentó conservar su dignidad cuando mientras perdía autonomía", ha declarado su hijo Joao Marcelo en su cuenta de facebook.

La leyenda brasileña de voz susurrante firmó éxitos antológicos como 'Desafinado', 'Chega de saudade', 'Rosa Morena', 'Corcovado' y 'Aquarela do Brasil'. Procedente de Juzaeiro, en el estado de Bahía (nordeste), el cantante y guitarrista trasladó la bossa nova al mundo con su álbum 'Chega de saudade' (1959), cuyo nombre es el de una canción de una canción de Tom Jobim y Vinicius de Moraes, con quienes desarrolló al principio este nuevo estilo. A ese disco le siguieron 'O amor, o sorriso e a flor' (1960) y 'João Gilberto' (1961), entre otros.

Muchos músicos brasileños y de todo el mundo lamentaron su fallecimiento. "Joao cambió para siempre la música en el mundo. Me enseñó la delicadeza de Brasil, aportó modernidad. Su pérdida es irreparable", ha destacado tras enterarse de su muerte la cantante Gal Costa a través de un comunicado.

Disputa familiar

Los últimos años de la vida de Joao Gilberto estuvieron marcados por una dura disputa familiar después de que su hija Bebel Gilberto, también cantante, le retirara judicialmente los poderes al alegar que se encontraba en una edad avanzada.

Tanto ella como su hermano Joao Marcelo, también músico, consideraban que la última esposa de su padre, Claudia Faissol, de la que se separó al final de su vida -40 años más joven que él y madre de su hija adolescente- había abusado de su debilidad y había provocado su ruina haciéndole firmar contratos cuando el músico no estaba en plena posesión de sus capacidades cognitivas.

Acumulaba deudas y en 2018 se vio obligado a abandonar su apartamento en el barrio Leblon, una zona noble situada en la zona sur de Río de Janeiro.