+
Accede a tu cuenta

no

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Los galardones de la Academia de Hollywood

Unos Oscar mayúsculos

‘Dolor y gloria’, Antonio Banderas y la película española de animación ‘Klaus’ optarán al premio el 9 de febrero

 

IDOYA NOAIN
14/01/2020

El anuncio este lunes de las nominaciones para la 92ª edición de los Oscar, que se entregarán el 9 de febrero en Los Ángeles por segundo año consecutivo en una ceremonia sin presentador, ha desplegado el mapa para una lucha tan titánica y abierta como mayúscula y variada ha sido la cosecha de cine del 2019. Y la lista de nominaciones ayuda, de nuevo, no solo a reconocer trabajos, sino también a analizar otras realidades.

Joker, una película nacida de los cómics aunque hecha por Todd Phillips llevando el género a terrenos hasta ahora inexplorados, es la máxima nominada. Siente en la nuca de sus 11 nominaciones el aliento de las 10 candidaturas por barba de la historia de cine que ha construido Quentin Tarantino en Érase una vez en... Hollywood; la historia viva del cine que son Martin Scorsese y El irlandés y el cine de historia que llega de la mano de Sam Mendes con la épica 1917.

Puestos a hablar de historia, no obstante, los ojos están puestos en Bong Joon-ho, el creador que ha hecho de Parásitos un fenómeno global y que con la principal de sus seis nominaciones (que incluyen dirección y guion original) podría tumbar una de las barreras que mantiene alzadas la Academia de Hollywood: reconocer que la mejor película del año puede haberse hecho fuera de sus fronteras y en un idioma que no es el inglés.

Otros 10 trabajos han aspirado a eso antes que la ganadora en Cannes, incluyendo cintas más nominadas como Tigre y dragón y Roma (que tuvieron diez nominaciones cada una) o La vida es bella (siete), pero la ola de admiración por Bong, que en Estados Unidos ha conseguido recaudar 25 millones de dólares de los 132 de su taquilla global es prácticamente un tsunami. Y son malas noticias para Pedro Almodóvar, cuyo Dolor y gloria compite con el surcoreano en la rebautizada categoría de película internacional.

Aspirando a 24 estatuillas, más que ningún otro estudio, se ratifica el potente peso de Netflix en una industria que sigue intensamente dividida sobre el efecto de las plataformas en su sector; en el arte y el entretenimiento; en su presente y su futuro. Si el año pasado Roma le dio 10 de sus 15 nominaciones, este año ha sumado 10 por El irlandés, seis por Historia de un matrimonio, tres por Los dos Papas, una en documental (American Factory, producida por la nueva compañía de Barack y Michelle Obama) y dos en película de animación: Klaus, del español Sergio Pablos, y ¿Dónde está mi cuerpo?

Las nominaciones también recuerdan que, pese a los esfuerzos en los últimos años de la Academia de Hollywood por abrirse en su composición para ser más representativa de la diversidad de géneros y racial, sigue siendo un 68% masculina y un 84% blanca. La ausencia de mujeres nominadas en dirección es tan total como controvertida, y para los críticos es escaso consuelo que Greta Gerwig haya conseguido que Mujercitas figure entre las nueve candidatas a mejor película y opte también al Oscar a guión adaptado. Y solo Cynthia Erivo, doblemente nominada como protagonista de Harriet y por la canción Stand up, se encarga de llevar el estandarte de los intérpretes negros entre los 20 candidatos en categorías de actuación.

Al menos Antonio Banderas ha metido en esas categorías de interpretación el español, un hecho que él mismo ha celebrado como «importante». La primera opción al Oscar del malagueño es una muestra de respeto a su trabajo, para muchos cumbre, como Salvador Mallo, ese indudable alter ego de Almodóvar en Dolor y gloria. Pero, y con respeto a Leonardo DiCaprio, Adam Driver y Jonathan Pryce, esa creación tan profunda como contenida lo tiene difícil ante un rival al que se diría que hacen falta superpoderes para derribar: el fascinante Joaquín Phoenix que sin duda ha contribuido a que Joker, políticamente polémica y discutida en EEUU, haya sido un imán para que los espectadores de todo el mundo se dejen mil millones de dólares en las taquillas.

SCARLETT, POR PARTIDA DOBLE / Otra debutante en la lucha por los Oscar, Scarlett Johansson, llega por partida doble. Por Historia de un matrimonio lo hace como actriz protagonista, una categoría donde la rival a batir también por Eravo, Saorsie Ronan (Mujercitas) y Charlize Theron (Escándalo) es la Renée Zellweger que ha retornado en estado de gracia en el biopic Judy sobre Judy Garland. Y en categoría de reparto compite por JoJo Rabbit, la parodia nazi con seis nominaciones que está también en la lucha por mejor película (como Le Mans ’66). En ese combate la favorita es Laura Dern (Historia de un matrimonio) pero también compiten Kathy Bates, que ha logrado la única nominación de Richard Jewell, Florence Pugh (Mujercitas) y Margot Robbie (Escándalo).

Serán unos Oscar, no obstante, con gran presencia de veteranos. Scorsese ha logrado su novena nominación como director para medirse a Bong, Tarantino, Mendes y Phillips. Y en categoría de actor de reparto, donde el favorito es Brad Pitt, la Academia ha protagonizado una historia de reencuentros: Joe Pesci y Al Pacino vuelven a estar nominados por El irlandés tras 29 y 27 años respectivamente; Anthony Hopkins retorna tras 22 años y Tom Hanks, tras 19.