+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

lanzamiento musical

Protesta rabiosa y lúdica

Run The Jewels clama contra la brutalidad policial en el álbum ‘RT J 4’

 

Run The Jewels, en una imagen promocional. -

JUAN MANUEL FREIRE epextremadura@elperiodico.com BARCELONA
30/06/2020

Lo que empezó siendo para El-P y Killer Mike casi un divertimento se ha convertido en el proyecto de una vida, aquello por lo que, quizás, más les recordarán las generaciones futuras. Eso es mucho decir. El-P comandó el hip hop underground como parte del grupo Company Flow o fundador del sello Def Jux. Killer Mike fue miembro estrella del colectivo Dungeon Family, del que también salió Outkast, y su primer disco a su nombre, Monster, fue una sensación comercial.

Pero sería uniéndose como Run The Jewels cuando lograrían colarse del todo en la conciencia colectiva. En el explosivo dúo, El-P provee los beats y comparte rimas gritadas con su amigo. Según decía Mike hace unos días en The New York Times, esto es una simbiosis del nivel de Ice Cube y Bomb Squad. No se equivoca ni se exagera, y la comparación indica de qué va su música: de política y diversión, de contundencia y fiesta. Música para exhalar toda la rabia del mundo… mientras se baila.

«no puedo respirar» / Su cuarto disco, cuarto clásico, debía haberse publicado el viernes, pero llegó por sorpresa el miércoles, a tiempo para convertirse en banda sonora de las protestas por las muertes de George Floyd, Breonna Taylor y Tony McDade y la violencia policial racista. Quizá el tema que más llame la atención del lote, a nivel de contenido, sea Walking in the snow, en el que Mike dice: «Y estás tan atontado que ves a los polis asfixiar a un hombre como yo / Hasta que mi voz pasa de un grito a un susurro, ‘no puedo respirar’ / Y te quedas sentado en el sofá de casa y lo ves por la tele». Parecen letras escritas esta semana, pero El-P recordó hace poco por Twitter que se grabaron en otoño del 2019. Se refieren al asesinato de Eric Garner. La historia se repite y se repetirá hasta que la sociedad en su conjunto no despierte.

sacarnos del letargo / El-P y Killer Mike hacen aquí lo imposible por sacarnos del letargo. Han grabado su disco más sucio, directo y salvaje, además del más depurado: 39 minutos sin miligramo de grasa. Empieza fuerte, con el boom-bap intemporal de la antipolicial yankee and the brave (ep. 4) y Ooh la la (que entrelaza un sample de Gang Starr y Nice & Smooth), para después alcanzar su cima de eficacia en el doblete formado por la ultrafunk Out of sight y esa abrumadora, mutante Holy calamafuck.

A lo largo del camino, el dúo alía sin fricciones generaciones y estilos: Pharrell y Zach De La Rocha (Rage Against The Machine) conviven sin problemas en ‘U$T, como la leyenda góspel Mavis Staples y el dios stoner rock Josh Homme (Queens Of The Stone Age) en Pulling the pin. Este último tema conforma, junto con A few words for the firing squad, un tramo final de densidad letal. Las últimas palabras que oímos de Mike giran en torno a la muerte de su madre o, después, la esclavitud y los linchamientos por motivos raciales. La fiesta se pone realmente seria. Toca escuchar.