+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

PERSONAJE DEL DEPORTE REGIONAL

El acento extremeño del Europeo de Suecia

La jueza Mariola Álvarez vivió una gran experiencia con la selección española sub-23 en el Campeonato de Europa en Gavle, el mes pasado

 

JOSÉ LUIS VELA deportes@extremadura.elperiodico.com BADAJOZ
13/08/2019

No corre los 100 metros lisos ni lanza la jabalina pero su labor es vital al velar porque todas las pruebas de un campeonato se desarrollen a la perfección y los atletas compitan en igualdad de condiciones. La jueza internacional de atletismo Mariola Álvarez, madrileña de nacimiento y extremeña de adopción volvió a ser internacional con la selección española sub-23, en este caso en el Campeonato de Europa que se disputó en Gavle (Suecia) el mes pasado. «Es un gran honor porque somos muchos jueces de nivel 3 y entre todos se reparte el honor de acompañar a un equipo nacional a un gran evento como este. Ya había estado hace unos años en el campeonato de pista cubierta en Polonia y pensaba que no iría a más. Pero cuando me llamaron de la Federación Española, quise sentarme y asimilarlo porque es una maravilla». Mariola fue con la selección española como juez de cara a reclamaciones, informes, etc. «No vas a actuar porque los jueces actuamos en nuestro país. Por un lado vas como juez observador a ver cómo hacen las cosas en otros sitios, qué hacen bien, qué no hacen tan bien o de una manera más práctica o relajada. Y de apoyo al equipo nacional por si hay problemas, reclamaciones y ayudarles en lo que se refiere al reglamento».

Y tuvo trabajo en especial en el relevo 4x400 en el que los españoles e italianos salieron a codazos. «En la segunda posta, los segundos corredores del 4x4 y en la segunda curva, el italiano y el español «se dieron». A consecuencia de eso, al corredor del equipo belga que no tenía nada que ver, se le cayó el testigo y su selección se quedó fuera». Tras concluir la carrera, descalificaron a las selecciones de España e Italia y Mariola entró en acción. «Hablas con el juez árbitro que es como juez de vídeo que tiene una sala con unas pantallas grandísimas con cámaras desde todos los ángulos. Te explican por qué lo han descalificado. Y lo que te queda es decidir si merece la pena o no, y sí lo merecía. Tienes que pagar 70 euros por reclamar, redactarlo en inglés, entregarlo y a esperar. La decisión fue genial para el equipo español porque lo recalificaron y a los italianos les mantuvieron descalificados».

Jóvenes muy profesionales

Mariola, junto a Maribel García la única jueza internacional extremeña, compartió la selección con el futuro y ya presente en algunos casos del atletismo español. «En la Copa de Europa de atletismo ya hay ocho atletas que están en la absoluta compitiendo. Una de las cosas que me sorprendió es que los chavales sub-23 son súper profesionales, súper cuidadosos con la alimentación, con no llegar tarde...Están estudiando carreras universitarias, sacando algunas muy difíciles y aún así tienen tiempo para entrenar en serio. Me encantó ver tanta profesionalidad en gente tan joven».

La actuación española fue excelente, destacando el oro en 1.500 y martillo masculino, plata en longitud masculina, y tres bronces, en 5.000 masculino, femenino y 800 masculino. «Fueron resultados muy buenos».

Luz y ecología

Gavle es la segunda ciudad más ecológica de Suecia, en la que prácticamente no anochecía. «Fue terrible porque en mi habitación en el hotel no había persianas, sólo cortinas y me despertaba a las dos de la madrugada, veía la luz y pensaba que me había quedado dormida. Aparte, la ecología la transmitieron al campeonato. Toda la energía de la ciudad la producen ellos y fue muy bonito».