+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Liga de Campeones

El Ajax revienta el gran proyecto de Ronaldo y la Juventus (1-2)

Pese al gol inicial del atacante portugués, el torbellino holandés arrasó a una Juventus noqueada y atónita ante la histórica derrota

 

El Ajax revienta el gran proyecto de Ronaldo y la Juventus (1-2) -

ALEJANDRO GARCÍA
16/04/2019

En la primera parte, el Ajax parecía un equipo superado, su bonito sueño llegaba al final y la lógica parecía imponerse. Pero un gol, en una jugada aislada, aupó la moral de un equipo que se vino arriba hasta pasar por encima de una Juventus atónita, sin ocasiones y sin opciones en un tramo final indecente.

El equipo de Allegri monopolizó la posesión de balón desde el inicio, con una presión constante sobre De Jong que ahogó el juego de un Ajax al que le costaba encontrar oxígeno con la pelota y en el que no tenían peso sus atacantes. Al contrario, el equipo italiano dominó el territorio con el trabajo de Bernardeschi, Matuidi, Pjanic y Emre Can, el comodín de Allegri que utilizó como estilete de la presión en la primera parte y como tercer central en ataque en el segundo.

La primera visita del Ajax al área de Szczesny, ya en el minuto 20, produjo la mejor ocasión del partido hasta el momento. El partido cambió, los jugadores holandeses más desequilibrantes empezaron a aparecer recurrentemente, se abrieron los espacios para los juventinos y se desató un caudal ofensivo digno de las instancias de la competición.

Casi al momento, la Juventus sacó todo el oficio de su italianismo y preparó un espacio para que Ronaldo pudiera rematar sin marcaje un saque de esquina, liberado para fusilar a un atónito Onana.

El partido le exigía una reacción al Ajax, incómodo como casi nunca antes en la competición, y fue inmediata. Van de Beek, siempre rondado zonas peligrosas, cazó un tiro rechazado y, sin que casi nadie se diera cuenta, igualó el marcador, la eliminatoria y el dominio de un partido que no volvió a poder juventino.

La Juventus buscó variantes en ataque, pero antes de conseguir resultados empezó a sufrir ocasiones del Ajax. Cada combinación en tres cuartos de campo del Ajax era una llegada al área rival, construida entre maravillosos pases verticales y profundos, siempre al hueco, donde le dolía a la Juventus.

El Ajax era descaradamente superior y el ambiente empezó a ser hostil en la grada de Turín justo antes del gol de De Ligt, majestuoso en el remate de cabeza sobre dos rivales para poner a su equipo por delante y conviritó en una hazaña la clasificación juventina.

Entre que los locales se ponían a la faena, las ocasiones del Ajax fueron escandalosas. La única que definió fue anulada por fuera de juego, pero no hizo falta, la Juve no achuchó y Ámsterdam sigue soñando.